Categorías
Mundo

Una joven fue devorada por sus perros

Bethany Lynn Stephens salió un día, como cualquier otro a pasear a sus perros por el bosque cercano a su casa, sin imaginar lo que le ocurriría más tarde.

El padre de Bethany, preocupado por su hija, quien tenía un día sin aparecer, decidió salir y adentrarse en el bosque. Gritó el nombre de la chica, pero no hubo respuesta. Momentos después se encontró a los perros custodiando lo que parecía ser el cadáver de un animal, aunque con horror descubrió que se trataba de una persona.

Las pericias de los investigadores determinaron que Bethany Lynn Stephens, una mujer de 22 años, que medía 1.55 metros y pesaba unos 45 kilos, había sido devorada por sus dos mascotas, unos portentosos perros mezcla de pitbull con otras razas que aún no han sido determinadas.

“Los perros claramente, por lo menos de lo que hemos estimado en una noche oscura, tuvieron que ver con esto. Fue espeluznante lo que hicieron. En mis 40 años de servicio jamás he visto algo parecido. Espero que no tenga que volver a ver algo así”, declaró Jim Agnew, sheriff del condado de Goochland, en el estado de Virginia a medios estadounidenses sobre el hecho que ocurrió el jueves.

Los oficiales del condado y personal del departamento de animales duraron al menos una hora intentado tranquilizar a los perros, que parecían bestias poseídas. En el área había pedazos de ropa, hilachas, llenas de sangre.

“Duramos un montón de tiempo en la escena e hicimos algunas observaciones, pero por respeto a la familia no las divulgaremos”, señaló Agnew.

Las autoridades aún no han podido determinar por qué los perros atacaron tan salvajemente a su dueña. De acuerdo con los resultados forenses, la joven primero fue atacada en el cuello y cara.

Además, tenía heridas en las manos y brazos, lo que indicó que estaba vivía mientras la devoraban.