Categorías
Mundo

Esta mujer consumió 30 latas de refresco al día por 20 años

Donna Gunner de 51 años, que vive en Somerset, Reino Unido, solía beber 30 latas de Coca-Cola al día y fue así por 20 años.

Calculando, según el periódico The Mirror, su adicción le costó unos 69 mil dólares, además de algunos problemas de salud.

La mujer ingería 1 kilo de azúcar al día, o lo que es lo mismo, 4 170 calorías al día. Donna desarrolló diabetes tipo II además de problemas con la presión.

Era adicta en toda la extensión de la palabra y sufrió “síndrome de abstinencia” cuando intentó dejar de consumir el refresco.

“Sentía sacudidas, dolores de cabeza y ansias como una drogadicta, pero sabía que tenía que cambiar. Mirando hacia atrás, me siento disgustada por la cantidad de dinero que desperdicié y lo que le hice a mi cuerpo”, cuenta ella ahora que puede mirar hacia atrás y ver cómo era su vida, en comparación a como es en estos momentos.

Agencias

Categorías
Sociedad

Consumir cerveza ayuda a tener una buena salud digestiva

Un estudio realizado en el Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav, por Jaime García Mena y Fernando Hernández Quiroz, reveló que el consumo moderado de cerveza sin alcohol tipo lager puede ser de beneficio para la salud.

El estudio fue apoyado por el Consejo de Investigación Sobre Salud y Cerveza de México que aprobó un protocolo experimental donde 35 personas entre los 20 y 40 años, mitad hombres y mitad mujeres, consumieron durante un mes una lata de cerveza sin alcohol (sólo 0.5%) tipo Lager de 355 ml, acompañada de alimentos.

A cada participante se le dio seguimiento el día inicial, después a los 15 días y finalmente al día 30; donde la valoración consistió en medir sus características antropométricas y pruebas bioquímicas entre las que se evaluaron varios metabolitos en sangre; también se tomaron muestras de copro para definir su diversidad microbiana durante la intervención.

En el estudio se observó una disminución de los niveles de glucosa en ayunas dentro de rangos normales y un aumento moderado en la funcionalidad de las células beta activas en el páncreas (donde se produce la insulina).

“Tener niveles bajos de glucosa es algo interesante si se relaciona con el consumo de cerveza, porque los mexicanos al ser propensos a padecer diabetes tipo 2 en la madurez, presentan un descontrol en la cantidad de glucosa por las mañanas”, explicó el titular del Laboratorio de Referencia y Apoyo para Caracterización de Genomas, Transcriptomas y Microbiomas.

La investigación observó también un cambio en la diversidad de la microbiota intestinal de las personas participantes, donde la abundancia relativa de bacterias que tenían originalmente se modificó presentando mayor abundancia de un tipo de bacterias llamado Bacteroidetes, en relación a otro llamado Firmicutes.

El hallazgo es importante porque ante la presencia de sobrepeso u obesidad, los seres humanos presentan un desbalance entre estos dos tipos de bacterias principales en el colón: los Bacteroidetes y los Firmicutes, por lo tanto, en una situación de esta naturaleza la cantidad de Bacteroidetes disminuye y el consumo de cerveza los aumenta, lo cual es un beneficio para la salud del individuo.

“El estudio genera datos para pensar que parte del efecto benéfico de la cerveza en la salud consiste en la generación de un aumento de la abundancia de los Bacteroidetes asociados a peso normal, previniendo la obesidad, hay más detalles sobre otras bacterias que aumentaron o disminuyeron, pero en general, la diversidad bacteriana nos demostró esto”, señaló el investigador.

No se observó ningún cambio en el balance de la fermentación bacteriana del colón y del tracto digestivo que pudiera asociarse con la obesidad, cuando se dio seguimiento y se evaluaron los ácidos grasos de cadena corta; tampoco se vio un aumento o disminución del butirato; es decir, no se observó que la ingesta de cerveza tuviera un efecto negativo en la capacidad fermentativa de la microbiota, aunque hayan aumentado los Bacteroidetes.

Los investigadores piensan que el beneficio a la salud promovido por el consumo de cerveza podría ser mediado por otro tipo de molécula o metabolito presente en la bebida que sería importante estudiar, porque una vez identificadas las bacterias, el siguiente paso es definir el tipo de fermentación que realizan, entre ellos los Bacteroidetes.

Un dato importante expuesto por el estudio fue que el consumo de cerveza no provoca aumento en el índice corporal de las personas o que su relación cintura cadera aumentara; ya que estos son valores importantes para evaluar riesgo cardiovascular. “Esto muestra que el consumo de cerveza en forma moderada no genera aumento de grasa ventral, ni causa obesidad y tampoco aumenta la presión arterial”, precisó el investigador.

El estudio tuvo el objetivo de evaluar el efecto benéfico que el consumo moderado de cerveza podría tener en la salud de los mexicanos; la información generada ha sido reportada a la institución que promovió el estudio; se dio pie a una tesis de maestría y se encuentra en preparación un artículo para reportar los hallazgos en una publicación especializada.

“Lo que se puede decir a manera de conclusión es que en los mexicanos, el consumo moderado de cerveza sin alcohol baja la glucosa del torrente sanguíneo en ayunas y causa un cambio en la microbiota, promoviendo un incremento en la abundancia de bacterias relacionadas con peso normal”, sostuvo Jaime García Mena.

Categorías
Empresa

Científicos explican por qué debería dejar de tomar refrescos dietéticos

Los estudios que señalan que el exceso de azúcar tiene efectos negativos para la salud ya no son una novedad. Por esta razón, hace ya varios años surgió una amplia oferta de bebidas light o dietéticas, que son promocionadas por las grandes marcas como una alternativa saludable a sus refrescos de siempre.

Sin embargo, las bebidas gaseosas con edulcorantes podrían en realidad causar un grave daño a nuestra salud, ya que su consumo conlleva un riesgo más alto de padecer ictus y demencia, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Stroke de la Asociación Americana del Corazón.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (EU) examinó los datos proporcionados por el proyecto Framingham Heart Study, en el que cerca de 4,400 adultos completaron un cuestionario detallado con información sobre sus hábitos de consumo de alimentos y bebidas en los años noventa.

Diez años más tarde, los investigadores descubrieron que las personas que consumían una bebida dietética al día eran 2,9 veces más propensos a desarrollar demencia y tenían tres veces más posibilidades de sufrir accidentes cerebrovasculares, en particular ictus isqémicos, que aquellos que consumían menos de uno de estos refrescos a la semana.

Los científicos, sin embargo, no encontraron ningún vínculo entre las bebidas azucaradas y el ictus o la demencia, aunque tampoco recomendaron su consumo por sus reconocidos efectos adversos para la salud como diabetes de tipo 2, obesidad, enfermedades cardíacas, etc.

¿Seguras para el consumo?

Pese a ello, el estudio solo apunta a que existe una posible influencia, ya que los científicos no pudieron confirmar que haya una relación real de causa y efecto entre el consumo de bebidas dietéticas y un mayor riesgo de sufrir ictus y demencia. Por esta razón, algunos expertos advierten que estos resultados deben ser interpretados con precaución.

Los científicos especificaron que todavía se no conoce cómo funciona esta supuesta correlación y reportaron varias inconsistencias en el estudio. Sin embargo, admiten que los refrescos light podrían afectar a los vasos sanguíneos, lo que a su vez puede convertirse en causa de accidentes cerebrovasculares y demencia.

En respuesta a este estudio, la patronal del sector, la American Beverage Association, publicó un comunicado de prensa en el que afirmaba que exhaustivos estudios han demostrado que las bebidas con edulcorantes son “seguras para el consumo”.

“Aunque respetamos la misión de estas organizaciones para ayudar a prevenir enfermedades como el derrame cerebral y la demencia, los autores de este estudio reconocen que sus conclusiones no prueban que haya una relación de causa y efecto”, reza el comunicado. “Según los Institutos Nacionales de Salud de EU, hay muchos factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de que un individuo desarrolle un accidente cerebrovascular o demencia, incluidas la edad, la hipertensión, la diabetes y la genética”.

RT

Categorías
Sociedad

Consumo de pan entre mexicanos nada tiene qué ver con obesidad

La industria planificadora negó que el consumo de pan en el país esté directamente relacionado con los índices de obesidad, pues mientras crece la población con sobrepeso, el consumo de pan ha caído hasta 20 por ciento en los últimos años.

De acuerdo con el estudio “La industria mexicana de la panificación: realidades y hábitos de consumo”, la ingesta de harinas de trigo es más baja en México que en otras naciones.

Datos comparativos entre México y distintos países revelan que el consumo de productos de trigo no está relacionado con el porcentaje de la población que padece sobrepeso y obesidad.

Según la investigación, el consumo de productos de trigo en México es de 34.5 kilogramos por habitante al año y siete de cada 10 mexicanos padecen algún problema de obesidad o sobrepeso.

En Italia la gente consume 145 kilos de productos de trigo al año, es decir, cuatro veces más que en México, pero sólo cuatro de cada 10 personas padecen obesidad o sobrepeso.

En Francia, la cifra de obesidad también es de alrededor de cuatro de cada 10 personas, pese a que se consumen en promedio 110 kilos de productos de trigo al año.

En relación con los índices de diabetes en población entre 20 y 70 años de edad, en México se consumen 34.5 kilos de productos de trigo y 16 por ciento de las personas padecen esa enfermedad, mientras que en Reino Unido se consumen 95 kilos de productos de trigo al año, con una prevalencia de diabetes de tan solo 5.0 por ciento.

No obstante, de 1970 al 2013, el aporte calórico del trigo ha disminuido 20 por ciento en la dieta de los mexicanos y el gasto anual real por hogar en productos de pan ha decrecido en los últimos 20 años, mientras que el porcentaje de la obesidad en la población adulta ha ido al alza.

En este sentido, señaló que entre 1994 y 2015 el consumo calórico de pollo por persona aumentó más de 100 por ciento y el de huevo aproximadamente 60 por ciento, mientras que en el mismo periodo el consumo calórico por productos de trigo cayó aproximadamente 20 por ciento.

Es decir, la gente está consumiendo más proteínas y menos productos de trigo como parte de su dieta y, al mismo tiempo, se observa un aumento en los problemas de sobrepeso y obesidad.

Asimismo, en los últimos 20 años, los hogares han disminuido 53 por ciento su gasto en bolillos y teleras, 37 por ciento en pan dulce y 30 por ciento en pan para sándwiches.

NTX

Categorías
Ciencia

Personas que usan endulzantes sin azúcar comen mejor, asegura estudio

Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington detectó que entre los usuarios regulares de edulcorantes bajos en calorías llevan mejores dietas que aquellos que no los utilizan.
Los investigadores Adam Drewnowski y Colin Rehm regresaron el tiempo 10 años en su estudio para conocer las historias de peso de las personas y sus intentos, o motivaciones, para bajar de peso durante ese periodo.

De acuerdo con un comunicado, lo que encontraron es que el uso de edulcorantes bajos en calorías fue común entre las personas que tenían fluctuaciones de peso o que trataban de volver a un peso más bajo.

Para el estudio se recabó información de entre más de 22 mil adultos sobre el uso de edulcorantes bajos en calorías durante las últimas 24 horas, sus intentos por bajar o mantener su peso durante los últimos 12 meses y su historia de peso durante los últimos 10 años.

Los registros de talla y peso se usaron para clasificar a los participantes como individuos de peso normal, con sobrepeso u obesos durante el periodo de estudio y se completó un cuestionario para determinar si tenían diabetes.

Los investigadores hallaron que el uso de edulcorantes bajos en calorías se asoció con la intención auto reportada de bajar de peso durante los 12 meses anteriores, indicando que era una estrategia seleccionada para ayudar a perder peso.

También encontraron que las personas que reportaron que trataban de perder o mantener su peso durante los últimos 12 meses eran mucho más propensas a usar edulcorantes bajos en calorías, y esto fue cierto para participantes de cualquier peso, no sólo para las personas con sobrepeso u obesas.

Este hallazgo es la más fuerte evidencia hasta el momento de que los edulcorantes no ocasionan un aumento de peso, sino que son elegidos para ayudar a prevenirlo, aseguraron los investigadores.

Los especialistas concluyeron tras analizar los datos del estudio que los individuos obesos pudieron cambiar a bebidas de dieta hechas con edulcorantes bajos en calorías después de subir de peso de nuevo.

Esto sustenta la posibilidad de que el uso de edulcorantes bajos en calorías puede ser un útil “marcador” para identificar a la gente que experimentó un aumento de peso y tratan de perderlo, puntualizaron.

Los investigadores mencionaron que ahora hay más evidencias de que los individuos eligen de manera deliberada consumir edulcorantes bajos en calorías como una estrategia para controlar el peso.

Usar edulcorantes bajos en calorías es un sencillo paso que cualquier persona puede tomar para reducir su consumo calórico como parte de un estilo de vida saludable, aseguraron.

NTX/

Categorías
Empresa

Científicos hallan enzima que afecta metabolismo en la tercera edad

Un grupo de científicos descubrieron que la enzima CD38 es responsable en la disminución del dinucleótido de nicotinamida y adenina (NAD, por sus siglas en inglés), que ocasiona deterioro metabólico en la vejez.
Las personas que envejecen tienen un deterioro de la función metabólica, lo que incrementa la incidencia de enfermedades relacionadas con la edad, como la obesidad y la diabetes, explicó el autor principal del estudio Eduardo Chini.

“En estudios anteriores ya se demostró que varios organismos presentan un descenso en los niveles de NAD durante el proceso de envejecimiento. Esa disminución del NAD parece ser, al menos en parte, la causante del deterioro metabólico relacionado con la edad”, indicó el doctor.

Los científicos demostraron en el estudio que la enzima CD38, presente en las células inflamatorias, se involucra de manera directa en el proceso del deterioro de la NAD propio de la edad, señaló el especialista, de acuerdo con un comunicado de Mayo Clinic.

Los investigadores compararon ratones de tres a 32 meses de edad y observaron que los niveles de la CD38 se duplicaron o triplicaron en todos los tejidos examinados, hígado, tejido graso, bazo y músculo esquelético, durante el envejecimiento cronológico.

Con el objetivo de saber si el aumento CD38 en ratones también estaba presente en los humanos, se comparó los niveles en grupos de personas de entre 34 años contra personas de alrededor de 61 años.

Los resultados obtenidos arrojaron una situación similar a lo ocurrido con los ratones, donde los científicos descubrieron un aumento en la CD38 de hasta dos veces y media en el tejido graso de las personas mayores.

“El futuro de nuestra investigación será desarrollar compuestos que puedan inhibir la función de la CD38 para aumentar los niveles del NAD durante el envejecimiento”, dijo Chini.

“Ahora, estamos también investigando los mecanismos que conducen al aumento de la CD38 durante el proceso de envejecimiento”, agregó.

El doctor mencionó que dichos resultados, publicados en la revista “Cell Metabolism”, son un paso importante en el desarrollo de las terapias necesarias para la disfunción metabólica relacionada con la edad.

NTX

Categorías
Sociedad

Calzado con tacones causa en mujeres graves problemas de salud

El uso de calzado con tacones por parte de las mujeres genera un “caminar antinatural”, que puede ocasionar graves daños a pies, tobillos y rodillas, advirtieron hoy expertos chilenos en Traumatología.
Si bien los tacones realzan la figura femenina, por lo que en algunos trabajos son una obligación, el uso de estos por largo tiempo puede generar problemas de salud, que incluso pueden llevar a una mujer a tomar una licencia médica.

Secretarias, modelos y vendedoras, según expertos, son los oficios donde los tacones son una regla y su uso es algo de todos los días, al menos para las horas de trabajo, ya que cada día son más las mujeres que llegan con calzados cómodos a sus puestos de trabajo y solo se colocan tacones cuando inician la jornada laboral.

Un estudio realizado en 2015 para conocer las preferencias de compra de las chilenas determinó que 72 por ciento de ellas usaba en forma habitual tacones altos.

Paula Manríquez, secretaria de profesión, dijo a Notimex que “los tacones aburren, molestan; pero hay que usarlos, es una tradición que toda secretaria que se precie de tal use tacones, en lo posible altos y delgados, como el tacón aguja”.

Reconoció que “con el paso del día duelen los pies, es verdad, por eso muchas veces cuando debo estar sentada en mi escritorio me los saco para descansar y rápidamente me los pongo cuando me debo parar de mi puesto de trabajo”.

“¿Dejar los tacones ? (…) jamás, creo que perderíamos femineidad, garbo, además de estatura (…) es un mal necesario, se sabe que provocan daño, pero los usamos igual porque debemos estar lindas para la gente que viene acá a la oficina”, añadió.

El doctor Jorge Filippi, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, expuso en un estudio que “el movimiento normal de la marcha consta de tres fases”.

“Primero se apoya el talón, después se pisa con el pie completo y luego se produce el despegue de la parte de apoyo delantera”, explicó.

En cambio, cuando se camina con tacones, “esto no ocurre igual y la fase de despegue es más restringida, por lo que puede resentirse la musculatura de las piernas”.

“También puede haber molestias en la rodilla, ya que para que la mujer se pueda mantener erguida en esta posición tiene que estirarla excesivamente”, alertó.

“Lo mismo sucede con la espalda, que debe estar más recta de lo habitual para poder equilibrarse, lo que aumenta la lordosis (curva hacia adentro de la columna lumbar justo por encima de los glúteos). Esto puede producir dolor anterior de rodilla y también dolor de espalda”, añadió el también docente universitario.

El uso de tacones en forma “indiscriminada”, puede generar lesiones traumáticas por una pérdida de estabilidad que dificulta el equilibrio, con lo cual aumenta el riesgo de caídas y puede llevar a esguinces de tobillo, dijo Filippi.

Advirtió que “una persona con una diabetes avanzada, con problemas de sensibilidad en los pies, tiene más posibilidades de sufrir úlceras y lesiones al utilizar este tipo de zapatos”.

El traumatólogo Gonzalo Díaz aseveró por su parte que el usar tacones altos genera que el peso del cuerpo se desplace hacia delante, con lo cual aumenta la presión sobre los dedos y modifica el punto natural de apoyo.

La necesidad de cambiar el punto natural de apoyo del cuerpo genera un cambio de postura en busca de equilibrio, lo que a su vez provoca problemas en las articulaciones, agregó.

Según estudios científicos, un zapato femenino con un tacón de ocho centímetros de altura provoca siete veces más esfuerzo en la punta del pie que uno de dos centímetros, por lo que expertos recomiendan usar calzados bajos y de punta amplia para no provocar daños en los dedos.

A juicio de expertos, un zapato femenino no debería tener un tacón superior a los cinco centímetros, siendo lo ideal entre dos y tres centímetros, y las mujeres deberían preferir modelos con terraplén o tacones anchos.

La preocupación por la salud de las mujeres provocó que en 2010 la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) lanzara una campaña llamada “La hora del tacón terminó”, en la que recomendaba usar zapatos de piso en los trayectos y los tacones solo en los lugares de trabajo.

NTX

Categorías
Ciencia

Dispositivo mide niveles de glucosa en la piel sin extraer sangre

Estudiantes el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), Baja California, diseñaron un dispositivo para medir la glucosa en la piel, sin extraer sangre del paciente.
El dispositivo, que tiene forma de pulsera y se puede controlar a través de una aplicación móvil (app), se diseñó junto con el Centro de Nanociencias y Nanotecnología (Cnyn) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), José Antonio Tejeda Rodríguez, uno de los desarrolladores, indicó que el usuario podrá observar en un teléfono inteligente los resultados de sus niveles de glucosa.

“Es un glucómetro en sí, medimos la concentración de glucosa que está en la piel. Esa concentración de la piel es exactamente la misma de la sangre”, explicó Tejeda Rodríguez.

“Entonces nosotros, por medio de un método químico, extraemos la glucosa, se aplica un potencial entre dos electrodos durante tres minutos y luego, ya que se extrae la glucosa de la piel, hacemos una medición química también”, agregó.

El desarrollador mencionó que el dispositivo ostenta un margen de error mínimo, similar al de los glucómetros tradicionales, con la diferencia de que los resultados se pueden compartir con otras personas mediante la app.

La pulsera también se programa para que realice mediciones periódicas al paciente. Además, almacena los datos obtenidos para llevar un registro en la app del celular, en donde se despliega la información.

Los estudiantes utilizaron en el desarrollo datos de la Federación Internacional de Diabetes, los cuales arrojaron que en 2015 había 11 millones de mexicanos con diabetes y se prevén 300 mil nuevos casos al año.

El proyecto de Tejeda Rodríguez, David Shimomoto Sánchez e Iván Antonio Peralta Mendoza, logró el Premio Santander a la Innovación Empresarial 2016, sin embargo, el dispositivo no se encuentra listo para salir al mercado debido a que se continúa con el mejoramiento del dispositivo.

NTX

Categorías
Empresa

Queda atrapado en estacionamiento luego de ser clausurado

Una persona de aproximadamente 60’ años quedó “atrapada” al interior de un estacionamiento luego de que autoridades capitalinas clausuraran el lugar la noche del pasado viernes.

El inmueble ubicado en la calle de Villahermosa #8 colonia Hipódromo Condesa en la delegación Cuauhtémoc operaba como estacionamiento pero por las noches varias personas sin hogar dormían al interior de este.

En el operativo de clausura llevado a cabo por autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública se desalojó a todo los indigentes con excepción del señor Antonio Sierra quien no pudo salir del inmueble pues la policía ya había colocado los sellos de “suspensión de actividades” y quedó atrapado al interior de él.

“Cuando yo quería salir ellos estaban poniendo los sellos y yo les dije que tenía que salir. Ellos argumentan que no, que ya están los sellos y ya no los podemos quitar”, dijo Antonio Sierra.

Al darse cuenta de esto diversos vecinos de la zona llamaron a los paramédicos pues la persona atrapada tenía problemas de hipertensión y diabetes, sin embargo al arribar al lugar nada podían hacer para retirar los sellos.

De acuerdo con información de Noticieros Televisa una tercera ambulancia arribó al lugar alrededor de las 3 de la mañana donde brindaron atención al sujeto a través de la reja.

Los vecinos trataron de ayudar a la persona pasándole agua y comida.

El sujeto quedó atrapado dentro del inmueble por más de 24 horas pues ninguna autoridad con excepción de personal de la delegación podían retirar los sellos.

De acuerdo con información de Primero Noticias ya se llevaron a la persona sin embargo, ninguna autoridad lo ha confirmado.

Agencias

Categorías
Ciencia

Politécnicos sintetizan glicina para controlar diabetes

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) lograron sintetizar un aminoácido llamado glicina que ayuda al control de la diabetes y por ende, mejora la vida de estas personas al prevenir complicaciones como la ceguera, avance que será puesto al alcance del público tras más de 10 años de investigaciones.

El desarrollo de la glicina mejora el metabolismo de las personas diabéticas de las cuales hay más de 400 mil casos nuevos al año en México, explicó Gabriela Gutiérrez, directora de Polisalud, empresa originada en el IPN y que pondrá al alcance del público este desarrollo.

Detalló en entrevista que la glicina estabiliza la glucosa y facilita la transportación de ésta por la insulina al interior de las células para transformarla en energía. De esta forma previene problemas colaterales producidos por la diabetes como retinopatías, neuropatías, cataratas, ceguera, problemas renales y de cicatrización.

Explicó que la glicina comenzó a investigarse hace más de 20 años en el Politécnico y fueron especialistas de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, a cargo de Guillermo Carvajal, –ya fallecido–, que de forma más reciente realizaron un protocolo de investigación en el Centro Médico Siglo XXI, basado a su vez en investigaciones a nivel mundial, pero aplicado en pacientes mexicanos.

Los resultados fueron satisfactorios por lo que se pondrá al alcance del público a través de Polisalud, que es la única comercializadora reconocida del Instituto Politécnico Nacional que nació de la incubadora de empresas e impulsa los descubrimientos de investigadores de esa institución.

Gutiérrez enfatizó que la glicina no se trata de un medicamento o una cura contra la diabetes, sino que apoya el tratamiento al generar una reacción química muy precisa que inhibe el proceso de glicosilación no enzimática de las proteínas del cuerpo, proceso que ocurre en el envejecimiento y de manera acelerada en los diabéticos.

“La glicina conserva la función de cada una de las proteínas, de los tejidos, órganos y todo el cuerpo, logrando un mejor estado de salud y por ende calidad de vida”, destacó.

Una vez que queda libre la hemoglobina, al igual que el resto de las proteínas del cuerpo, éstas empiezan a retomar sus funciones normales de manera gradual. “Se oxigenan todas las células del cuerpo y podemos evitar hasta amputaciones, cosa frecuente en los pacientes diabéticos”.

Agregó que otros beneficios de su consumo, siempre vigilado por un médico, es que mejora el sistema inmunológico y vascular, para brindar una mayor oxigenación a todas las células del cuerpo, disminuyendo el envejecimiento, pues a partir de los 35 años de edad, se genera una reacción degenerativa conocida como reacción de Maillard y también es idóneo para pacientes con hipertensión, pues en ellos el envejecimiento es más acelerado.

“En general, mejora la calidad de vida del paciente diabético, prediabético o cualquier paciente que quiera prevenir algún problema de este tipo; incluso, los protocolos de investigación indican muy buenos beneficios para personas con obesidad; con las cifras que se manejan en este sentido, el cuidado del peso cobra especial relevancia”, resaltó.

NTX/