Categorías
Sociedad

¿Qué sabemos de la desaparición de Mara Castilla, usuaria de Cabify?

Mara Castilla desapareció la madrugada del pasado viernes 8 de septiembre y hasta el momento no se conoce su paradero. La joven tomó la unidad Chevrolet Sonic, placas UAY 6418 de la compañía Cabify en el local The Bronx, en la ciudad de San Andrés Cholula, en Puebla, y aunque el auto que debía transportarla a casa sí llegó a su domicilio, e incluso, estuvo estacionado frente a este por media hora, Castillo nunca descendió de él, de acuerdo con un video captado por las cámaras de seguridad del fraccionamiento en el que vivía y presentado por la Fiscalía General de Puebla.

De acuerdo con Animal Político, la joven de 19 años “vestía leggins negros, blusa de tirantes beige, flats negros y cabello suelto” al momento de su desaparición. Mara es estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y la noche del jueves 7 de septiembre salió de fiesta. A las 5:02 de la mañana del viernes , el vehículo que presta el servicio de transporte de la empresa Cabify recogió a Castilla en el bar The Bronx, en la ciudad poblana de Cholula, para transportarla al Fraccionamiento Real de Mayorazgo, en el que la joven vivía con su hermana. Pese a que recorrer este trayecto no lleva más de 20 minutos, según el registro de Cabify, el auto que transportaba a la joven tardó 40 minutos en llegar a su casa.

La empresa tecnológica de transporte Cabify dijo en un comunicado el 10 de septiembre que desde la tarde del 8 de septiembre, día en que desapareció la joven, el equipo legal de Cabify se había puesto en contacto con la familia de Mara “para esclarecer la situación y colaborar con las autoridades correspondientes”. La compañía informó también que mantenía contacto con “el socio que brindó el servicio, quien la noche del 9 de septiembre rindió su declaración de hechos de manera voluntaria ante el Ministerio Público”.

Pedimos su colaboración para dar con el paradero de Mara Fernanda Castilla Miranda. Cualquier información, será de gran ayuda. pic.twitter.com/kj4Hq1ufGc

— Cabify México (@Cabify_Mexico) 11 de septiembre de 2017

De acuerdo con el semanario Proceso, el socio de Cabify que supuestamente llevó a Mara a su domicilio aseguró “que la madrugada del viernes 8 llevó a la joven desde un bar en San Andrés Cholula hasta su casa ubicada en el fraccionamiento Torres de Mayorazgo en esta ciudad, y que la joven se había bajado en su destino sin mayores contratiempos”. Tras rendir su declaración, el chofer del Chevrolet Sonic, placas UAY 6418 fue puesto en libertad pese a que en el video del fraccionamiento se aprecia cómo Mara nunca desciende del vehículo estacionado frente a su domicilio.

Cabify afirmó no tener ninguna responsabilidad

Aunque condenó en repetidas ocasiones la desaparición de Mara y expresó su apoyo a las investigaciones correspondientes, Cabify se deslindó de cualquier responsabilidad por esta situación y comentó que debía mantener la confidencialidad para “no entorpecer la investigación”. De acuerdo con una entrevista de The Huffington Post México al country manager de la empresa, Alejandro Sisniega, “Cabify no es responsable de esta situación. Somos una empresa de economía colaborativa. Los choferes no son empleados de Cabify”.

“Queremos comunicar que es una situación completamente inusual para nosotros. Se trata del primer caso de esta naturaleza que se presenta a nivel global después de seis años de operación. Estamos consternados pero enfocados en entender qué más podemos hacer para lograr que Mara vuelva a casa”, dijo la compañía en otro comunicado con fecha del pasado 14 de septiembre.

Según el periódico español El País, la familia de Mara, que es originaria de Xalapa, Veracruz, ha comentado que el testimonio del socio de Cabify “fue confuso, que no han recibido una petición de rescate y que una llamada anónima aseguró que ella estaba bien, sin dar más detalles”. El conductor del Chevrolet Sonic fue detenido el pasado martes 12 de septiembre por el delito de privación ilegal de la libertad, ya que las leyes mexicanas no reconocen la desaparición de una persona como secuestro si no existe la exigencia de un rescate.

La detención del socio de Cabify ocurrió en el municipio de Terrenate, del estado de Tlaxcala, en donde de acuerdo con Animal Político, se registró actividad del celular de la joven los días 8 y 9 de septiembre, después de su desaparición. “Las autoridades también señalaron que el celular ya había tenido actividad en ese mismo municipio días antes de su desaparición, en las fechas 19 y 20 de agosto, 25 de agosto, 26 de agosto, 27 de agosto, 3 de septiembre, 8 de septiembre, 9 de septiembre, 10 de septiembre”, dijo el portal de noticias.

El jueves 14 de septiembre, un juez de control dictó auto de formal prisión en contra del socio de Cabify que mintió cuando dijo que Mara había descendido del auto que estuvo estacionado frente a su casa durante más de media hora, sin que nadie se bajara de él, como puede apreciarse en el video presentado por la fiscalía del estado.

La familia de la víctima indicó que su temor es que Mara sea víctima del delito de trata de personas. “La madre de Mara indicó que al cumplirse las 72 horas de su desaparición, el temor por lo que pueda estarle ocurriendo a su hija ha incrementado, toda vez que piensa que por las características del caso pueda estar relacionado con la trata de personas”, de acuerdo con el sitio local de Tlaxcala e-consulta.

El estado de Tlaxcala se ha caracterizado en los últimos años por ser el foco de operaciones de redes de trata de personas de todo el país, en especial de aquellos estados que colindan con la entidad, como es el caso de Puebla. De acuerdo con la periodista Evangelina Hernández, autora del libro Tierra de Padrotes, hay municipios del estado de Tlaxcala, como Tenancingo, cuya economía está basada en redes de trata de personas creadas por delincuentes para explotar de forma sexual a muchas mujeres de todo el país.

 

El Economista