Reúnen en un libro estudios sobre desastres naturales extremos

Durante el Congreso de la Unión Geofísica Americana (AGU), en San Francisco, California, se presentó el libro “Eventos Extremos: Observaciones, Modelado e implicaciones Económicas”, que reúne estudios recientes sobre los fenómenos naturales que impactaron al mundo por su gran capacidad destructiva.

El texto, editado por Mario Chávez, Michael Ghil y Jaime Urrutia Fucugauchi, cubre los fundamentos y las consecuencias de los fenómenos geofísicos extremos como los impactos de asteroides, el cambio climático, los terremotos, los tsunamis, los huracanes, los deslizamientos, las erupciones volcánicas climáticas, las inundaciones y el clima espacial.

La Academia Mexicana de las Ciencias (AMC) informó en un comunicado que la obra, publicada por la AGU y la editorial Wiley, también aborda los impactos económicos asociados a esos fenómenos y resalta la importancia de comprenderlos y modelarlos, para desarrollar estrategias en el mundo que los predigan y mitiguen sus consecuencias.

El texto, considerado único por poner énfasis en el enfoque integrador de la evaluación de los fenómenos físicos y sus impactos socioeconómicos, está dedicado a la memoria de los sismólogos: el ruso Vladimir Kellis-Borok y el mexicano Emilio Rosenblueth.

El ejemplar cuenta con 22 capítulos divididos en seis secciones que abordan los diferentes aspectos de los estudios, los cuales abarcan un amplio espectro en las ciencias de la Tierra, las ciencias económicas y sociales.

Los desastres que se estudiaron se distinguen por estar en los límites de los rangos que caracterizan a los diferentes procesos o fenómenos naturales. Ejemplo de ello, son el temblor y tsunami en Japón en marzo de 2011, el terremoto de Chile y el huracán Katrina.

Se espera que el libro se convierta en una herramienta importante para los investigadores y los profesionales en los campos de análisis de peligros y riesgos en general, así como a los que tienen un interés especial en el cambio climático, las ciencias atmosféricas y oceánicas, sismo-tectónica, la hidrología y meteorología espacial.

La Unión Geofísica Americana cuenta con 62 mil miembros, de 144 países; las tareas primordiales del organismo, fundado en 1919, se centran en la organización y la difusión de la información de la geofísica.

En esta ocasión, el congreso, que organiza el organismo, contará con la mayor asistencia en su historia, pues participarán 24 mil especialistas y habrá 23 mil presentaciones a lo largo de la semana.

NTX