Presidente de Afganistán llama a “guerra santa” contra la corrupción

En una conferencia sobre el tema, celebrada este martes en Kabul con la presencia de eruditos y líderes religiosos, Ghani consideró necesario emprender una Yihad (guerra santa) para eliminar este fenómeno no deseado en el país.

Ghani, quien llegó al poder el año pasado, dijo que su gobierno había acelerado lucha contra la corrupción, pero reconoció que ello no ha sido suficiente y que tomará tiempo para erradicarla, según reporte de la agencia de noticias Pajhwok.

El mandatario afgano pidió a los clérigos religiosos presentes en el encuentro animar a la gente a participar en la lucha contra la corrupción, que calificó como un “mal canceroso” que amenaza la supervivencia del Estado.

Indicó que las acciones de un “puñado de funcionarios y contrabandistas ha dañado el país y su ‘reputación’” ya que Afganistán figura entre las naciones más corruptas del mundo entero, según los índices de Transparencia Internacional.

Dijo que en el primer paso del gobierno en contra de esta práctica será desterrar a la corrupción de los departamentos gubernamentales clave, incluido el gabinete, órganos independientes y judiciales, “esto sin duda llevará al éxito”.

El presidente advirtió a los funcionarios de su gobierno que de ser encontrados culpables de corrupción serían llevados ante la justicia y pidió a la población no ser cómplices de este tipo de prácticas, que impide además el crecimiento económico de la nación.

Ghani destacó que los afganos pagan cada año miles de millones de dólares como sobornos para resolver sus problemas, una práctica que, subrayó, va en contra el Islam y de toda la ética humana, por lo que se le debe poner fin.

“Se necesita una yihad nacional de lucha contra la corrupción”, reiteró Ghani, tras expresar su agradecimiento a los ulemas (eruditos) por estar atentos a este problema y “desempeñar un papel importante para motivar a nuestra nación musulmana a esta guerra santa”, indicó.

NTX

Dejar un comentario