Presentan medidas contra bacterias multiresistentes a antibióticos

La prescripción excesiva de antibióticos, la selección inapropiada de medicamentos, la auto-prescripción y la falta de adherencia al tratamiento causa que las bacterias se vuelvan resistentes a tres o más grupos de antibióticos a los que deberían ser susceptibles, lo que se conoce como multidrogoresistencia (MDR).

“Las consecuencias de la MDR son una menor efectividad de los tratamientos establecidos, aumento del gasto debido a su manejo, mayor número de hospitalizaciones y estancia hospitalaria, así como mayor mortalidad por infecciones graves”, dijo la Gerente Médico del Portafolio Anti-infecciosos de Pfizer México, la doctora Dora Corzo.

El uso inadecuado de antibióticos representa hasta un 62.4 por ciento del gasto anual de las instituciones de salud en México y la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó el año pasado que la resistencia bacteriana es un problema de salud pública global.

La OMS advirtió que el mundo se encuentra ahora en la era post-antibiótica, en la que el desarrollo de nuevos tipos de estos medicamentos está detenido, de manera que las infecciones son de nuevo intratables y en algunos casos mortales.

Las infecciones más comunes en la comunidad y hospitales son las infecciones urinarias, neumonía e infecciones sanguíneas. Y los organismos que presentan mayor resistencia son las Gram negativas y el estafilococo aureus.

Un sitio especial para el desarrollo y contagio de estas bacterias multiresistentes son las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales.

Por ello, durante el “Tour MDR 2015” organizado por Pfizer en la ciudad de Guadalajara, el doctor Miguel Sánchez García, adscrito al Hospital Clínico San Carlos en Madrid, España, presentó el programa “Resistencia Zero”.

Este programa tiene como objetivo reducir hasta un 20 por ciento el riesgo de que los pacientes adquieran en los hospitales infecciones por bacterias multiresistentes, detalla un comunicado.

El plan se basa en la prevención a través de la higiene, tanto de instrumental como de superficies hospitalarias, y en medidas de barrera (mascarillas, gorros, gafas protectoras, batas, paños, sábanas y guantes estériles).

Además, recomienda la asignación de un responsable de controlar los antibióticos, además del cumplimiento de una lista de verificación de factores de riesgo durante el ingreso de los pacientes, para identificar si son portadores de bacterias multiresistentes.

Otros aspectos que impactan en este problema de la proliferación de bacterias resistentes, es la falta de medidas adecuadas de higiene entre la población y no contar con un esquema de vacunación actualizado.

Por su parte, la doctora Corzo recomendó llevar a cabo medidas de higiene como lavarse las manos para prevenir contagios de infecciones, contar con el esquema de vacunación completo y usar antibióticos solo cuando lo prescriba un médico, cumplir con las dosis y tiempo prescrito.

México implementó en 2010 la iniciativa “Mejorar el uso de antibióticos”, para prevenir y controlar estas infecciones mediante una venta exclusiva con receta y evitando la auto-prescripción.

También, implementó programas nacionales y locales en hospitales de vigilancia y control de infecciones; así como programas de educación para médicos, farmacólogos y otros profesionales de la salud.

Para apoyar los resultados de esta iniciativa, la especialista de Pfizer recomendó a los profesionales de la salud solo prescribir antibióticos cuando sea necesario y asegurarse que se prescribe el antibiótico correcto para la infección.

NTX