Pemex y CFE ya no son paraestatales

0 46

Al aprobar a la medianoche el tercer paquete de leyes secundarias de la Reforma Energética, se puso fin a la era de las empresas paraestatales, para transformarse en “empresas productivas del Estado”.

En una poco habitual sesión dominical, el Senado avaló las leyes de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, que cambien a empresas productivas del Estado con un régimen especial bajo los principios de una organización empresarial y estructura corporativa.

Pero Pemex y CFE serán “propiedad exclusiva del gobierno federal”, con personalidad jurídica, patrimonio propio y gozarán de autonomía técnica, operativa y de gestión.

Con 89 votos a favor, del PRI, PAN, PVEM y Panal, por 27 sufragios en contra del PRD y PT, la Cámara Alta aprobó el tercer dictamen —de cuatro— de las leyes de la Reforma Energética.

De última hora, las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos —pactadas entre PRI y PAN— presentaron reservas al dictamen que serían votadas en la madrugada de este lunes en lo particular, donde garantizan los contratos colectivos de los trabajadores de Pemex y CFE, así como derechos laborales de los trabajadores en activo, pensionados y jubilados.

Entre ellas destacan que en el caso de contrataciones, los comités de Recursos Humanos y Remuneraciones propondrán al Consejo de Administración de ambas empresas y sus filiales, la política de contratación “en cumplimiento con lo dispuesto en la legislación y el contrato colectivo de trabajo vigente”.

Aunque ahora serán empresas productivas del Estado, se faculta a los directores generales de Pemex y CFE a “convenir” (negociar) y suscribir los contratos colectivos y convenios “administrativos sindicales” conforme a la legislación laboral vigente.

Al presentar del dictamen, el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna, expresó que como empresas productivas, Pemex y CFE se fortalecen, tendrán autonomía presupuestal y estarán sujetas sólo al balance financiero y al techo de servicios que proponga SHCP.

Al presentar su voto, Dolores Padierna Luna, del PRD, dijo que a Pemex no se le puede exigir competir con las empresas privadas beneficiarias de contratos de exploración y explotación.

“Se le aplicará el mismo régimen fiscal que ha impedido realizar las inversiones necesarias para su desarrollo, mientras que a las empresas privadas se les aplicará un régimen mucho más benigno que no sólo les permitirá cubrir con suficiencia todos su gastos, reales o ficticios, amortizar sus inversiones, sino obtener jugosas utilidades”.

El panista Roberto Gil expresó que es una contradicción que el PRD se oponga a que Pemex y CFE se transformen en empresas que funcionen con gobierno corporativo, “con los mejores estándares” del mundo.

Este lunes, los senadores comenzarán con la discusión del último dictamen, Ley de los Órganos Reguladores Coordinados de Energía y la Ley que expide la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección del Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos.

Los cambios estructurales
Hasta ahora, el Senado ha aprobado estas modificaciones a las leyes de la Reforma Energética.

– Se mantienen los subsidios a las tarifas de la energía eléctrica en el País.

– En producción eléctrica se cambia el término “expropiación” por “ocupación temporal”.

– Se prohibe explícitamente otorgar contratos o asignaciones en Áreas Naturales Protegidas.

– A las mineras se les concedió usar su concesión para explotar el gas integrado al carbón mineral.

– Aprueban uso del fracking para extraer gas shale. La nueva Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente regulará el tema.

– Cuando un contrato afecte una concesión minera, será la Comisión Nacional de Hidrocarburos la que determine indemnización en caso de que no haya acuerdo entre las partes.

– Se aprobaron multas de hasta 3 millones de pesos por robo de energía eléctrica.

– Pemex y CFE dejan de ser paraestatales y se convierten en “empresas productivas del Estado”.

Vanguardia

Deja una respuesta