Nuevo aeropuerto sólo para 4% de población: diputado Edomex

El diputado del Estado de México, Octavio Martínez, señaló que se corre el riesgo de que al inicio sea costeado con recursos públicos para cederlo más tarde a la iniciativa privada.

El nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) sólo beneficiará al 4 % de la población mexicana que está en posibilidad económica de viajar en avión, advirtió el diputado local del Estado de México, Octavio Martínez Vargas.

Además, señaló, se corre el riesgo de costearlo con recursos públicos en su etapa inicial para cederlo más tarde a la iniciativa privada, como ha ocurrido con más de la mitad de las terminales aéreas del país.

Después de que el pleno de la LVIII Legislatura local aprobó la desincorporación y donación del predio “El Moño” o “Los Tlateles” a la Federación para la zona de mitigación del ex Lago de Texcoco, que a su vez es una obra complementaria del proyecto aeroportuario, el legislador por el PRD consideró necesario crear una comisión parlamentaria plural, no sólo integrada por los coordinadores, para dar seguimiento a la donación y al plan de la terminal aérea.

“Hay que verificar si es viable o no; en caso contrario, que el inmueble se regrese y mejor sirva de pulmón a los mexiquenses de la zona metropolitana, pues se trata de un área natural protegida”, dijo el también presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Tránsito de la Cámara de Diputados del Estado de México.

El congresista expuso que aun cuando ha informado que la terminal aérea es una obra de beneficio general, sólo el 4 % de la población mexicana tiene posibilidades de pagar un vuelo porque al resto le resulta inaccesible desembolsar 8 mil pesos para viajar, por ejemplo, a Tepic o Nuevo León.

Martínez Vargas aclaró que no está en contra de la obra, pero exigió que se garantice que el proyecto no se llevará a cabo con recursos públicos para después cederla a particulares para su usufructo a través de figuras como la concesión, el comodato o el título gratuito.

“Actualmente más de la mitad de las terminales aéreas del país han sido concesionados a dos empresas, incluyendo las de Quintana Roo, Los Cabos, Guadalajara, Colima, Tapachula y Veracruz, por lo que vale la pena preguntarse si correrá la misma suerte el nuevo; ¿estamos cediendo bienes públicos de más de 9 millones de metros cuadrados de un área natural protegida en beneficio de lo incierto y de la iniciativa privada?”, preguntó.

El diputado mexiquense lamentó que la iniciativa no haya sido analizada ni dictaminada en comisiones, mientras en el Pleno de la Cámara de Diputados se dispensó su trámite, por la urgencia con que se tomó una decisión que requería mayor análisis y reflexión.

El jueves pasado el Congreso del Estado de México aprobó una iniciativa enviada por el gobernador Eruviel Ávila para desafectar y donar unos terrenos en el exvaso del Lago de Texcoco, que servirán como zona de mitigación del proyecto del nuevo aeropuerto

Son 945 hectáreas que corresponden a dos polígonos A y 1B, del ex Vaso del Lago de Texcoco, conocidos como “El Moño” y “los Tlateles”.

Los dos predios formaban parte de una vasta extensión de tierra que en 1982 el gobierno federal donó al gobierno mexiquense para una reserva ecológica.

 

El Universal

Dejar un comentario