Christophe de Margerie

Muere en un accidente de avión el presidente de la petrolera Total

El presidente de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie, murió en la noche del lunes en Rusia en un accidente en el que su avión privado chocó en la pista del aeropuerto de Vnukovo contra una máquina quitanieves, informó hoy la fiscalía de Moscú.

El presidente ruso, Vladimir Putin, y el francés, François Hollande, expresaron su pesar por la muerte de De Margerie y las otras tres personas que iban a bordo. La aeronave, un “Falcon 50” chocó en medio de la niebla poco antes de la medianoche.

“Según los médicos, el conductor estaba bajo intoxicación alcohólica”, confirmó el fiscal Vladimir Markin a la agencia Interfax.

En el choque murieron todos los que iban en el avión, entre ellos el presidente de la tercera mayor petrolera europea, de 63 años.

Markin dijo que todo apunta a que la causa de la tragedia fue el mal tiempo y un error humano y que todos los controladores de vuelo que estaban de servicio han sido interrogados. “Una comisión de investigación tendrá que determinar por qué el conductor del quitanieves decidió cruzar la pista justo delante del avión en marcha”, dijo el fiscal. El hombre fue detenido.

“No tengo palabras para tamaña ineptitud”, dijo el viceministro de Transporte, Valeri Okulov. Hoy llegarán a Moscú también tres investigadores franceses.

En un comunicado del Elíseo, Hollande señala que De Margerie había dedicado su vida a la industria francesa y al desarrollo de Total, empresa a la que llevó a la primera línea mundial. El presidente elogió a De Margerie como una personalidad independiente y entregada a su país.

El portavoz de Putin, Dmitri Peskov, dijo que el empresario siempre se había esforzado por ampliar las relaciones bilaterales. Según los medios rusos, se había reunido el lunes en Moscú con el primer ministro Dmitri Medvedev, para hablar sobre inversiones. “Putin conocía a De Margerie desde hace tiempo y estaba en estrecho contacto con él”, indicó Peskov.

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos han aprobado sanciones contra Rusia por el conflicto en el este de Ucrania. Total participa en numerosos proyectos clave en el país.

De Margerie era uno de los hombres de negocios más populares de su país, famoso por su manera directa de hablar y su sentido del humor, que hacían que fuera llamado a menudo por los medios para dar su opinión sobre la marcha de la industria en Francia. La prensa lo apodaba “Gran Mostacho” por el poblado bigote blanco que lo caracterizaba y le daba un aspecto bonachón.

El grupo Total confirmó la muerte “con gran tristeza” y envió sus condolencias a la familia del empresario, así como a las del resto de las víctimas.

El CEO de GDF Suez, Gerard Mestrallet, recordó el gran humor de que hacía gala De Margerie y su desprecio por las formalidades habituales del mundo de los negocios.

Padre de tres hijos ya adultos, el dirigente entró en la empresa de petróleo y gas en 1974, que más adelante pasaría a ser Total. Fue nombrado CEO en 2007 y presidente desde 2010. Por parte materna pertenecía a la dinastía de los Taittinger, que se enriqueció con negocios de champán y hoteles de lujo.

Era un gran defensor del desarrollo de las tecnologías renovables, sobre todo la solar. Y también estaba a favor de invertir en Rusia pese a las sanciones. Total tiene un proyecto conjunto con la firma rusa Lukoil en Siberia y extrae gas en la península de Yamal.

La dirección de la empresa convocó una reunión de emergencia en París para decidir quién será su sucesor.

El aeropuerto de Vnukovo, a unos 30 kilómetros al sudoeste de Moscú, es utilizado por Putin y otros líderes para viajes de negocios.

Dejar un comentario