Hombre más obeso del mundo, trasladado a Guadalajara para operación

Andrés, de 37 años, ha llegado a pesar 959 libras (435 kilos) lo que amenaza gravemente su vida al dejar de responder su corazón adecuadamente por tanto peso.

La historia de Andrés es una lucha constante contra la báscula desde su juventud, ya que a los 20 años empezó un proceso de aumento de peso sin haber cambiado hábito alguno. Probó todo tipo de dietas y tratamientos que fracasaron.

En un comunicado, la clínica particular que se hace cargo del caso, señaló que Andrés alcanzó la extremada cifra de 959 libras (435 kilos) de peso, y estuvo a punto de perder la vida tras un amago de infarto como consecuencia de su diabetes y extremo peso.

Un grupo de siete personas velará por él durante su traslado, que acaba de empezar en la Ciudad de Obregón, Sonora, hacia su destino el hospital en la ciudad Guadalajara, Jalisco.

El caso de Andrés Moreno es la punta del iceberg de una epidemia mundial como es la obesidad, pero retando a cualquier lógica, Andrés ha llegado a superar un peso en donde muchas otras personas fallecen mucho antes.

Considerado el hombre más obeso vivo del Planeta, Andrés fue auxliado por cinco bomberos de Ciudad de Obregón, quienes lo acomodaron desde su cama a una camilla para acercarlo a la unidad médica que lo llevará una primera etapa de 250 kilómetros hasta la capital del estado de Sonora, Hermosillo.

De allí, volará a Guadalajara, para ingresar directamente en el Hospital Arboledas para ser atendido por el equipo del cirujano José Castañeda, que ha realizado más de 5 mil intervenciones.

“Inicio un camino que debe llevarme a una nueva etapa en mi vida y espero que a un nuevo libro, alejado de la cárcel en que se ha convertido para mí mi propio cuerpo”, afirmó en declaraciones a Notimex.

Andrés pesó más de 13 libras (6 kilos) al nacer. A los 10 años alcanzó las 264 libras (120 kilos) y a los 20 oscilaba entre las 374 libras (170 kilos).

A partir de ese momento y aconsejado por los médicos, se somete a diversas dietas, una detrás de otra, la mayoría consideradas como hipocalóricas que prometían mucha pérdida de peso de forma rápida y constante.

Su exagerado peso ha requerido que se haya conformado un dispositivo absolutamente sincronizado entre el personal sanitario y las autoridades de Ciudad de Obregón, que han facilitado cuanto ha sido necesario para ayudarlo.

“Nos preocupaba la distancia necesaria a recorrer hasta nuestras instalaciones hospitalarias en Guadalajara. Andrés es como un jarrón que ha sufrido varios golpes y no sabemos en qué momento puede hacerse añicos”, dijo.

Apuntó que ello los ha llevado a plantear al Gobierno del Estado de Sonora la problemática sobre su traslado, y han recibido todo tipo de apoyos.

“Hemos estado semanas planificando y repasando cada detalle ya no solamente respecto de la logística que requiere un caso como el de Andrés, sino teniendo igualmente muy en cuenta su deterioro progresivo de su estado de salud”, dijo.

El vuelo de Hermosillo a Guadalajara se prevé tenga una duración de dos horas, aterrizando hacia las 23:30 horas.

De ese sitio, Andrés será trasladado en otra unidad medicalizada hasta la puerta de urgencias del Hospital Arboleda en donde será atendido por cinco médicos de Gastric Bypass México, bajo la dirección del doctor Castañeda.

NTX