Erupciones volcánicas se producen por saturación de gases en el magma

673

Los volcanes pueden entrar en erupción en cuestión de días o meses si la masa fundida alcanza una saturación volátil de gases, los cuales al ser emitidos por el cráter podrían dar pistas sobre la inminencia de un evento, según un nuevo estudio.

Aunque una erupción volcánica puede ocurrir sin ningún tipo de señal previa, la mayoría de los volcanes emana mayor cantidad de vapores, produce sismos y arroja lava, incluso cambia la temperatura y composición química del suelo y del agua de manantiales.

A todas esas señales sin embargo no necesariamente sigue una explosión volcánica, por lo que investigadores de la Universidad de Oxford, Reino Unido, buscaron una manera más precisa de saber cuándo un volcán está a punto de hacer erupción.

Para ello, analizaron los cristales del mineral llamado apatita atrapados en diferentes etapas de la evolución del magma, expulsados durante una erupción explosiva de la caldera Campi Flegrei, vasta área volcánica situada al noroeste de Nápoles, Italia.

Los científicos estudiaron el fluor, el cloro y el agua de los cristales de apatita combinando análisis geoquímicos y termodinámicos para reconstruir la evolución de los contenidos volátiles magmáticos previos a la erupción explosiva.

“Encontramos que el reservorio de magma se mantuvo persistentemente saturado de agua la mayor parte de su vida, incluso los cristales muestran la volatilidad del magma”, afirman los investigadores en un artículo publicado en la revista especializada Nature Geoscience.

Los depósitos de magma crecen relativamente despacio, reuniendo incrementalmente condiciones volátiles saturadas, y las erupciones pueden ser provocadas por inyecciones de gases, que generan una sobrepresión debido a una cristalización prolongada.

“Nuestros modelos sugieren que la masa fundida alcanza la saturación volátil a temperaturas bajas, justo antes de la erupción, la cual puede ocurrir en escalas de tiempo mucho más cortas, como días o meses, en lugar de años como se pensaba”, sostienen.

Los cristales de apatita de la antigua explosión muestran que la roca fundida estaba llena de burbujas de gas, proceso que cambia la composición de los gases emitidos a la superficie del volcán, lo que podría proporcionar una señal temprana de una erupción explosiva.

El volcán inactivo de Campi Flegrei, en el sur de Italia, es apodado el super volcán de Europa debido a su inmenso poder, y su última erupción se registró en 1538.

En declaraciones a la cadena pública de noticias BBC, el profesor David Pyle, de la Universidad de Oxford y co-investigador en el estudio, dijo que el mineral, apatita, se puede utilizar para “extraer el historial de tiempo” de un volcán.

“Los gases emanados por el volcán nos aportan datos para determinar cuando una erupción está por suceder, ya que es el punto en el que el cuerpo de magma comienza a hacerse rico en gas”, explicó.

NTX

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.