En riesgo el patrimonio de Xochimilco por contaminación de canales

La zona Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad de los canales de Xochimilco se encuentra en riesgo, debido a que las chinampas presentan salinización, hundimiento e inundaciones generadas por la contaminación.
Así lo reveló la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti) del Distrito Federal al dar a conocer el “Censo de descargas de aguas negras y grises en los canales de Xochimilco”, que de manera coordinada realizó con el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En un comunicado detalló que entre las principales causas de ese problema se encuentran la descarga de aguas negras y grises, el verter basura y contaminantes directamente a los canales, así como la proliferación de asentamientos irregulares.

El estudio se enmarca en el Proyecto para Rehabilitar el Área de Canales de Xochimilco, San Gregorio Atlapulco y San Luis Tlaxialtemalco.

Dicho proyecto permitió que de 2013 a la fecha se elaborara un diagnóstico amplio de las necesidades y la problemática que afecta a productores agrícolas, prestadores de servicios turísticos y pobladores en general de la zona.

Recordó que con una inversión de 16 millones 496 mil pesos de la Seciti, en los últimos dos años se avanzó en el diseño de una draga para el saneado de canales, elaborada por el Instituto de Ingeniería de la UNAM, así como en un sistema de saneamiento de aguas mediante aireación.

Sin embargo, el estudio referido permitió descubrir que la contaminación de los canales de Xochimilco proviene de agua jabonosa con la que se lava la ropa, así como de desechos de hoyos –no fosas sépticas- y desde donde se filtran aguas negras, así como drenajes, principalmente de los asentamientos irregulares.

En ese sentido, la coordinadora del estudio, Rosario Iturbide, resaltó que se recorrieron en cayuco y a pie 116 kilómetros de canales, donde se encontraron mil 374 descargas (603 de aguas negras y 771 de aguas grises), pertenecientes a 917 predios.

El estudio señala que de acuerdo con el censo, la calidad del agua de los canales de Xochimilco comenzó a deteriorarse en 1957, cuando comenzó a recibir aguas de las plantas de tratamiento del Cerro de la Estrella y San Luis Tlaxialtemalco.

Además se presentaron cambios no adecuados de uso de suelo, como la construcción de casas habitación y comercios en las chinampas, así como la invasión de canales para convertirlos en calles o en ampliaciones de chinampas.

Dicha transgresión al sistema chinampero trajo como consecuencia el crecimiento desordenado de la población que produce prácticas como la descarga de aguas negras y grises de manera directa a los canales.

Por lo anterior, la investigadora de la UNAM señaló que la situación de Xochimilco es crítica aunque aclaró que es reversible en todos los aspectos, siempre y cuando se realicen acciones de peso.

Advirtió que cualquier acción no tendrá efecto si no se educa a la población sobre las buenas prácticas ambientales y se proporcionan servicios adecuados a la población para contrarrestar el deterioro.

NTX

Dejar un comentario