Qué hay en realidad detrás del estudio que relaciona las papas de McDonalds con la calvicie

4

Si buscas en Google los resultados de “patata + mcdonalds + calvicie” te salen titulares tan ingeniosos como “Las patatas de McDonalds curan la calvicie” o “Descubren la cura de la calvicie en McDonalds”. Si esto fuera verdad, estaríamos ante la noticia del siglo, desgraciadamente, no es exactamente así.

Lo que ocurre realmente es que un grupo de investigadores japoneses han llevado a cabo una serie de estudios sobre la calvicie con ratones, y los resultados son esperanzadores.

Los científicos de la Universidad Nacional de Yokohama descubrieron que cuando usaban el químico dimetilpolisiloxano encontrado en silicona, el mismo que se agrega al aceite para cocinar papas fritas en el restaurante de comida rápida, el químico podía producir en masa folículos capilares que podían hacer crecer el cabello cuando se trasplanta en ratones.

De hecho, las pruebas iniciales sugieren que este método también podría usarse para tratar la caída del cabello en humanos. El artículo de los investigadores, publicado en la revista Biomaterials, afirma que podían generar hasta 5.000 gérmenes del folículo piloso simultáneamente, algo descrito como “uno de los obstáculos más difíciles para la medicina regenerativa capilar”.

Los ratones que tenían estos folículos trasplantados en sus espaldas y cueros cabelludos comenzaron a brotar nuevos pelos en las mismas áreas. De acuerdo con Junji Fukuda, profesor de la universidad e investigador principal del estudio, el uso de la sustancia química fue crucial para producir con éxito los gérmenes del folículo piloso:

La clave para la producción en masa fue una elección de materiales de sustrato para el recipiente de cultivo. Usamos dimetilpolisiloxano permeable al oxígeno en el fondo del recipiente de cultivo, y funcionó muy bien.

Si bien el producto químico aparentemente fue útil para el experimento, obviamente, no desencadena en sí mismo el crecimiento del cabello. Por lo tanto, que nadie piense que comer patatas fritas del McDonald’s le va a hacer crecer el cabello.

El “dimetilpolisiloxano” de las patatas del McDonalds

El Dimetilpolisiloxano es un derivado de la silicona y viene a ser un aditivo alimentario (disfrazado en muchos casos como E900), una mezcla de polímeros de siloxano lineales totalmente metilados que contiene unidades que se repiten de la fórmula (CH3)2 SiO.

La sustancia es transparente y, generalmente, inerte, inocua y no inflamable. Sus aplicaciones varían, desde lentes de contacto y artilugios médicos hasta elastómeros, pero también se puede encontrar en champús, como aditivo en alimentos, lubricantes y recubrimientos resistentes al calor. En el caso de McDonalds y similares, la silicona añadida en las patatas fritas evita que el aceite de cocina genere demasiada espuma mientras se cocinan.

Dicho esto, el equipo de Fukuda tiene la esperanza de que este método pueda ser utilizado para tratar la pérdida de cabello en humanos. “Es un método simple y muy sólido y prometedor”, dijo el invetigador. “Esperamos que esta técnica mejore la terapia regenerativa del cabello humano para tratar la pérdida de cabello, como la alopecia androgénica”. El tiempo dirá si la sustancia realmente funciona tan bien en el cabello como en las patatas que se fríen. Eso sí, siempre por separado.

Gizmodo

Comments

comments

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.