“El Bronco” se presenta ante los Senadores

El gobernador electo de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, pidió al Senado su apoyo para rescatar a la entidad norteña de “la casi quiebra”, en que se encuentra.

El mandatario entrante, que llega al gobierno neoleonés sin partido político, sostuvo que será responsable en la conducción de la entidad y solicitó de la Cámara Alta entablar una comunicación continua.

Ofreció que acudirá al Congreso cuando se le solicite y estará abierto a explicar los programas y acciones que pudieran parecer irregulares. Dijo que su gobierno estará abierto a la crítica.

Jaime Rodríguez Calderón se reunió en privado con integrantes de la mesa directiva del Senado, que encabeza Miguel Barbosa Huerta.

“No seré un gobernador aislado, ni retirado de la institucionalidad”, expresó ante los periodistas, al dar un mensaje sobre la primera reunión que lleva a cabo con un órgano del Congreso.

Dijo que al Senado pedirá ayuda para sanear las finanzas de Nuevo León sobre todo para seguir adelante con los programas sociales, de educación y de infraestructura, a fin de sostener el ritmo de la entidad y que “no caiga en depresión económica”.

Agencias

Dejar un comentario