Creen haber hallado en Argentina refugio de altos mandos nazis

Un equipo de arqueólogos halló en el norte de Argentina ruinas que habrían sido un proyecto de altos mandos nazis para esconderse luego de la Segunda Guerra Mundial, informó hoy domingo la prensa local.

El hallazgo tuvo lugar en inmediaciones de la pequeña localidad de San Ignacio, donde viven unas 7.000 personas, a unos 1.100 kilómetros al norte de Buenos Aires.

Las “misteriosas construcciones que, soberbias en la dureza de sus piedras pero golpeadas por el tiempo y por la selva, generan algo de miedo”, dijo el diario Clarín.

Un equipo del Centro de Arqueología Urbana (CAU) de la Universidad de Buenos Aires (UBA), afirmó que se trata de “edificaciones levantadas para que vivieran ocultos altos mandos nazis tras la Segunda Guerra Mundial”.

“Aparentemente, a mitad de la Segunda Guerra Mundial, (…) la aeronáutica nazi generó un proyecto secreto de construcción de refugios para que los más altos jerarcas nazis pudieran esconderse tras una derrota, sitios inaccesibles, en medio del desierto, en una montaña, en un acantilado o en el medio de una selva como esta”, expresó al medio argentino Daniel Schávelzon, director del CAU.

“Creo que lo que encontramos es un sitio de refugio para la jerarquía nazi”, afirmó el experto, quien, sin embargo, advirtió que “no es una conclusión definitiva”.

Los investigadores hallaron objetos que indican que las construcciones se llevaron a cabo hacia la primera mitad de la década de 1940, entre ellos, monedas alemanas de entre 1938 y 1944, con iconografía nazi, y porcelana alemana, como platos.

Sergio Widder, director de la sede para América Latina del Centro Simon Wiesenthal, sostuvo que es posible que los altos mandos nazis hayan buscado lugares aislados para protegerse, pero remarcó que la hipótesis de los refugios debería ser convalidada.

Argentina fue refugio de más de 180 criminales de guerra nazis tras 1945, la mayoría de los cuales vivieron en ciudades como Bariloche (sur) o Villa General Belgrano (centro), muchos de ellos sin ocultar su identidad, como Erich Priebke, oficial de las SS extraditado a Italia en 1995.

El Clarín

Dejar un comentario