Hepatitis C

Crece la Hepatitis C como Problema de Salud Pública en México

En México, alrededor del 1.4% de la población está diagnosticada con este padecimiento

La hepatitis C es un virus de transmisión sanguínea que representa un importante problema de salud pública en nuestro país y en el mundo entero. Puede causar daños significativos al hígado y potencialmente la muerte para quien la padece. En México, alrededor del 1.4 por ciento de la población está diagnosticada con este padecimiento, y cada año se presentan cerca de 20 mil nuevos casos.

Durante los años 2000 y 2008 la hepatitis C mostró una tendencia ascendente con una tasa promedio anual de crecimiento del 10% en el número de casos, es decir, entre 100 y 200 casos adicionales2 a los 20 mil que cada año se presentan.

Debido a que la enfermedad suele ser asintomática en sus primeras etapas, puede ser difícil de diagnosticar y tratar. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Hepatología, sólo 1 de 4 individuos saben que padecen hepatitis C. Por esta y otras causas, el número de pacientes que recibe el tratamiento es escaso, lo que explica el hecho de que la cirrosis hepática (complicación tardía de la hepatitis C), representa la tercera causa más común de mortalidad en hombres y la séptima en mujeres en edad económicamente activa. Tan sólo en el 2012, se detectaron 2 mil defunciones por cirrosis en nuestro país.

A nivel global, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 150 millones de personas en todo el mundo están infectadas con el virus de la hepatitis C y éste es responsable de 350,000 muertes. En América Latina y el Caribe se estima que entre 7 y 9 millones de adultos están infectados con el virus.

Con el objetivo de responder a esta importante necesidad de salud, Janssen México pone a disposición de médicos y pacientes un nuevo tratamiento innovador y eficaz para la Hepatitis C denominado Simeprevir, el cual fue aprobado en México en junio de este año, por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

México es el primer país de Latinoamérica que cuenta con esta terapia indicada para el tratamiento de la hepatitis C genotipo 1 o 4 en adultos, que debe ser utilizada en combinación con peginterferón alfa y ribavirina, y que de acuerdo con estudios de fase 3 arroja un resultado de éxito de 80%, mayor al que se obtenía en la década pasada con otros medicamentos.

Simeprevir es un antiviral de acción directa que puede ser utilizado en pacientes que nunca han sido tratados o aquellos que han recibido tratamiento previo y han recaído.

“Simeprevir brinda a los pacientes la oportunidad real de mejorar su calidad de vida, logrando una respuesta viral sostenida, con un régimen terapéutico de terapia triple de 12 semanas y administración oral,” comentó el Dr. Jorge Luis Poo, Especialista en Gastroenterología y Hepatología, y Coordinador de la Maestría en Ciencias y Gastroenterología del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Por su parte, la Dra. Alicia Galván, Directora Médica de Janssen México, sostuvo que Simeprevir forma parte del portafolio de tratamientos innovadores que tiene Janssen para responder a las necesidades de salud más urgentes y contribuir a elevar la calidad de vida de más pacientes en México y el mundo.

La Crónica de Hoy

Dejar un comentario