Chango llevó a fuerzas especiales con ‘El Chapo’

Un pequeño mono llamado “Botas”, mascota de las hijas menores del jefe narco Joaquín “El Chapo” Guzmán, ha sido la pista que condujo a los investigadores a su guarida serrana en Durango, de acuerdo con las pesquisas federales filtradas a la prensa este jueves.

Las niñas gemelas lo bautizaron con el nombre del mono que acompaña a ”Dora la Exploradora” en los dibujos animados de televisión, de acuerdo con el periodista Carlos Loret, quien la semana pasada obtuvo la primicia de los audios desconocidos de los vídeos de la celda de donde el narco se escapó por un túnel.

Cuando el capo fue capturado en enero de 2014, su esposa Emma Coronel, sus hijas y la mascota se fueron a vivir cerca del máximo penal del centro de México, y días antes de su fuga, del 11 de julio, volaron a la zona conocida como el Triángulo Dorado —Sonora, Durango y Chihuahua-, su tierra natal, pero dejaron atrás a ”Botas”.

La familia del Chapo se instaló en una zona agreste del municipio Tamazula, Durango, en un recién construido complejo de cabañas de madera, con televisión, baño, drenaje y agua caliente.

“Las hijas pidieron a papá que rescatara a Botas, y El Chapo encargó a sus cercanos la misión de traerlo por aire”, revela Loret citando la investigación federal, que ha dado un vuelco con el arresto del círculo íntimo de seis hombres, incluido su abogado y un piloto de avionetas, que organizó y protagonizó el gran escape.

Una serie de intentos por conseguir los permisos sanitarios oficiales para que el chango volara a Culiacán, en Aeroméxico fue la primera pista.

“Pero nadie les firmó los papeles, así que no les quedó más que trasladarlo en carretera”, hasta que los investigadores descubrieron al ”Botas” en Sinaloa, a bordo de un Mustang rojo de súper lujo, y lo siguieron.

El Siglo de Durango