Así mató el ‘justiciero’ a los asaltantes en autobús

Con el relato de un único testigo en la muerte de cuatro presuntos asaltantes de un camión de pasajeros ocurrido el pasado lunes sobre la carretera México-Toluca, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, explicó los posibles sucesos al interior del vehículo que salió de San Mateo Atenco y se dirigía a la Ciudad de México.

El procurador mexiquense a bordo del camión en el que ocurrieron los hechos, narró que con base en la declaración del chofer y los indicios recabados en la propia unidad, que tres de los cuatro sujetos se encontraban de la mitad del camión hacia adelante, quizá todavía pidiendo pertenencias a los usuarios.

Explicó que el pasajero que los ultimó estaba en la parte posterior de la unidad, esto por la posición de los cuatro casquillos que fueron encontrados en el maletero superior de los asientos y el arma de fuego que habría usado.

De acuerdo a la teoría, el vengador se levantó del asiento e hirió a los tres hombres, dos de ellos tienen una primera lesión de lado izquierdo y el que suponen estuvo amagando todo el tiempo al conductor, presenta un único disparó sin salida en la parte izquierda que le perforó una arteria y le provocó la muerte arriba del camión.

El usuario los siguió hasta la parte delantera, donde estaban heridos los cuatro sujetos, quienes dejaron restos de sangre en el pasamanos de las escaleras del descenso.

Al momento en el que el camión se orilló y abrió la puerta para que bajarán los lesionados, un primer supuesto ladrón ya muerto rodó al asfalto en el kilómetro 38 y los otros tres lo brincaron, pero el usuario salió y les volvió a disparar momento en que cayeron al suelo, ya que las primeras lesiones no fueron de gravedad. En el sitio se encontraron cinco casquillos más el día de los hechos.

El hombre tomó una mochila donde iban los objetos de los pasajeros y subió al camión que siguió su marcha hacia la Ciudad de México. El chofer refirió a las autoridades que no ha podido hacer el reconocimiento físico del pasajero que les disparó porque iba manejando y llevaba las luces de “penumbra” a la hora en que ocurrieron los hechos.

Al interior del camión también se encontró una maleta negra con dos carteras, un teléfono celular y diversos artículos, además Gómez Sánchez especificó que por el movimiento del camión y el aseo que pudieron haberle dado en la terminal camionera al vehículo al llegar, los indicios pudieron haberse movido.