Arabia Saudita destruye centro operativo de los rebeldes en Yemen

Arabia Saudita aseguró hoy que su fuerza aérea ha destruido el centro de control de las milicias rebeldes hutíes en la capital de Yemen, Saná, mientras el número de muertos por los bombardeo se elevó a 19.

El reino saudita lidera una operación militar contra los hutíes para ayudar al asediado presidente yemení Abd Rabbuh Mansour Hadi a recuperar el poder, luego que los rebeldes chiitas tomaron Saná y intentaron capturar la ciudad de Adén.

Un portavoz del presidente yemenita aseguró que éste sigue en Adén, la ciudad sureña en la que está refugiado desde el mes pasado “y con buen estado de ánimo” por el inicio de la operación “Tormenta Decisiva”.

“El presidente está de buen ánimo, en particular gracias a los países del Golfo Pérsico, Egipto, Jordania, Sudán y otros países de la región”, declaró Mohamad Marem, el representante de la administración del presidente.

Según el funcionario, esta operación “renovó la decisión del pueblo” de enfrentarse a los rebeldes hutíes, mientras los rebeldes chiitas califican la ofensiva saudita una agresión contra el pueblo yemení.

El Ministerio de Salud, bajo el control rebelde chiita en Saná, dijo que al menos 18 civiles murieron y otros 24 resultaron heridos en los ataques aéreos sauditas llevados en la capital.

Los bombardeos también se centraron en las regiones Malaheez y Hafr Sufyan de la provincia de Saada, un bastión principal Hutie en la frontera con Arabia Saudita.

Según Arabia Saudita, sus aviones destruyeron también aviones de guerra y baterías lanza misiles, reportó la BBC, la cadena de noticias de la televisión pública británica.

Fuentes militares dijeron que las posiciones rebeldes se vieron afectadas en diversos lugares de Saná, incluyendo la base aérea al-Daylami y el aeropuerto internacional adyacente en el norte de la capital, así como el complejo presidencial capturado por los rebeldes en enero.

Tres comandantes militares de los rebeldes, Abdel Khaleq Badereddine Al-Houthi, Yousef Al-Madani y Yousef Al-Fishi han sido presuntamente asesinados en los ataques.

Los hutíes confirmaron en una declaración a la prensa que los aviones sauditas golpearon una base militar en Saná, conocido como al-Duleimi y dispararon misiles antiaéreos como respuesta.

El canal de televisión Al-Arabiya informó que Arabia Saudita involucra en la operación militar a más de 100 aviones de combatientes y 150 mil efectivos.

La coalición internacional, compuesta por Arabia Saudita y nueve países árabes con el apoyo estratégico de Estados Unidos, lanzaron los bombardeos en el norte de la capital y contra una serie de instituciones gubernamentales.

Los rebeldes hutíes califican la operación militar iniciada por el Consejo de Colaboración de los Estados del Golfo Pérsico (CCEGP) de agresión contra el pueblo yemení, declaró el representante del Consejo Político de los insurgentes, Hamza al-Housi.

“Esto es una declaración de guerra al pueblo de Yemen, y el pueblo, claro está, no quedará indiferente, estos ataques solo unirán a los yemeníes”, declaró al Housi, quien se negó a adelantar cuáles serían las respuestas del movimiento chiita,

El domingo pasado los hutíes, junto a las tropas que apoyan al expresidente de Yemen Abdalá Saleh, tomaron la tercera ciudad en importancia, Taiz, considerada como el acceso a Adén, ciudad a la que se trasladó Hadi, después de que los rebeldes tomasen la capital.

NTX

Dejar un comentario