Una joven de Ondarroa en Múnich: «Estamos encerrados en casa, la gente está muy nerviosa»

313

«Estamos todos en casa, la gente está muy nerviosa. No se ve a nadie por la calle…». Quien habla es Joana Arrizabalaga, una joven de Ondarroa que reside en Múnich y que ha vivido en primera persona el terrible tiroteo que este viernes ha tenido lugar en el centro comercial Olympia.

La joven, con el tono entrecortado por el caos que están viviendo, no tiene pensado abandonar su casa. De hecho, esta noche tenía con sus amigos una cena reservada en un restaurante y ha llamado para cancelarla: «En el restaurante me han dicho que todo el mundo estaba cancelando las reservas. Nada volverá a la normalidad hasta que no se encuentre a los que han sido, que de momento no se sabe».

«La gente está muy asustada»

Oroitz Aldasoro, un joven de 35 años de la localidad guipuzcoana de Zarautz y que vive en Múnich desde 2011, supo de la alarma que se había desatado en Alemania cuando en plena calle la Policía se acercó a todos los viandantes con indicaciones claras. «Nos dijo que nos fuéramos a casa y no saliéramos. Que dejáramos las bicicletas y evitáramos las aglomeraciones y zonas concurridas», explica, al precisar que se encontraba en el centro de la ciudad, a una distancia relativa del lugar del tiroteo, en las inmediaciones del estadio donde se celebraron los Juegos Olímpicos de 1972.

Una amiga suya sí estuvo cerca del lugar de los ataques: «Ha visto gente corriendo y muy nerviosa y a la Policía dando indicaciones». Aldasoro, que trabaja en una empresa de ingeniería que se encarga de la automatización de túneles ha reconocido sentirse «inquieto» por la «incertidumbre» que se ha apoderado de Múnich. «La gente está asustada, en sus casas, a la espera de recibir informaciones de las fuerzas de seguridad», detalla. Aún así ha reconocido sentirse «a salvo» en su vivienda, a la que pudo llegar sin problemas, pese al caos que se vive.

«Solo veía a gente corriendo despavorida»

Biri, una española desalojada del Olympia de Múnich tras el tiroteo, ha contado en declaraciones a TVE que «solo veía a gente corriendo despavorida». La Policía gritaba: «Dejad todo y salid lo más rápido posible», ha explicado.

La joven ha sido testigo del ataque y no puede dar crédito de lo ocurrido. «Uno nunca piensa en que un día cualquiera te puede tocar, pero estaba pasando eso», asegura.

«Sólo he visto a una persona gravemente herida en el suelo y no ha sobrevivido». Esta es una de las primeras frases que ha llegado al exterior desde el centro comercial. Según conversaciones telefónicas mantenidas con los trabajadores del local, que permanecen escondidos en el centro comercial, «se han escuchado muchos disparos». «No puedo decir cuantos pero han sido muchos», ha señalado un empleado que aún continúa en el interior. La misma persona ha señalado que no disponen de más información. «Seguimos escondidos en la parte trasera de las tiendas pero todavía no ha llegado la Policía», aseguran.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.