Un meme acabó con la carrera de esta modelo taiwanesa

Para Heidi Yeh, lo que fue un trabajo de modelaje sobre la cirugía plástica se convirtió en la peor de sus pesadillas profesionales.

De acuerdo con declaraciones hechas por la modelo taiwanesa a BBC News, un meme sobre una campaña se convirtió en una broma internacional, luego de que se le relacionara con la demanda de un hombre a su esposa por cirugía plástica.

Todo comenzó en el 2012, cuando Heidi Yeh fue contratada para una sesión de fotos de un anuncio sobre cirugía plástica. En la imagen aparecía ella, un hombre que estaría en el papel de su esposo, y tres niños. Sin embargo, Heidi y el hombre eran notablemente más atractivos que los niños, no había mucho parecido.

El eslogan decía “Lo único que tendrá que preocuparte luego de una cirugía plástica, es que tendrás que explicar todo a tus hijos.”

Heidi Yeh dijo a BBC News que la agencia de publicidad le aseguró que las fotos sólo serían utilizadas en medios impresos. Hasta ese momento, la modelo no tenía idea de que la imagen se difundiría viralmente en todo el mundo, y además, se inventarían historias sobre ello.

tw

Un antecedente
El sitio de noticias chino Rocket News 24, fue uno de los primeros en tomar la imagen, y hacer comentarios muy incisivos sobre ello.

Fue así que una mentira se difundió como verdad. Pese a que el sitio de noticias chino sabía que era un anuncio, la insinuación dejaba ver que Heidi Yeh se había hecho cirugía plástica.

Pronto, las personas en Internet creyeron que la foto era verdadera, y comenzaron a inventar historias sobre cómo su esposo la había demandado exitosamente por no decirle que se hizo cirugía plástica, y que en consecuencia, ninguno de sus hijos se parecía a ella.

Se hizo viral
Para el 2013, varios sitios internacionales retomaron la historia, y acompañaron la noticia con la foto de la campaña donde aparecía Heidi Yeh. Se necesitó de poco tiempo para que las personas pensaran que la modelo realmente se había hecho cirugía plástica.

La imagen se convirtió en un meme. La propia familia de Heidi y su prometido le preguntaron si se había hecho algún trabajo cosmético de ese tipo.

Al poco tiempo de que se hizo viral, la modelo comenzó a tener problemas para conseguir trabajo, pese a que previo a todo, había aparecido en campañas para grandes marcas y era frecuente que saliera en videos musicales.

Esta presión le causó dificultades para dormir. Decidió hablar para darse valor ante la situación, y así hacer frente al problema.

Ahora, Heidi Yeh demanda a la agencia J. Walter Thompson (JWT) por el mal uso de la foto. Ella alega que el contrato estipulaba que la imagen se utilizaría solamente en medios impresos, pero que otras clínicas cosméticas utilizaron la foto para campañas en Internet.

La modelo taiwanesa pide 154 mil dólares en compensación, según el Shanghaist.

Dinero e Imagen