Turquía niega todo avance hacia ciudad siria de Alepo: presidente Erdogan

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró hoy que su país de ninguna manera tiene la intención de avanzar hacia Alepo, en respuesta a la advertencia de las fuerzas sirias sobre cualquier avance en el este y norte de esa ciudad siria.

Erdogan explicó que las operaciones militares de Turquía en Siria están dirigidas a capturar Al Bab y Manbij para asegurar el control de esas localidades contra los kurdos, pero no pretenden aproximarse a la ciudad de Alepo.

“Vamos a llevar una lucha conjunta contra las organizaciones terroristas en Alepo. Pero Alepo pertenece a los habitantes de la ciudad. Tenemos que expresar esto. No podemos hacer cálculos sobre Alepo”, dijo.

Los comentarios de Erdogan tuvieron lugar después de que las fuerzas aliadas al presidente sirio Bashar al Assad advirtieron a Turquía contra cualquier avance hacia sus posiciones al norte y el este de Alepo, argumentando que tal medida sería recibida “de forma decidida y con la fuerza”.

“No permitiremos que Turquía bajo el pretexto de combatir al Estado Islámico (EI) se acerque al este y norte de Alepo”, dijo un comandante de las fuerzas aliadas al Ejército sirio, según el diario turco Hürryet.

La alianza que lucha en apoyo al régimen de Al Assad incluye a la milicia chiita libanesa Hezbolá, a milicias iraquíes y a integrantes de la Guardia Revolucionaria iraní.

El este y norte de Alepo son considerados la línea roja de los aliados del régimen sirio, por lo que el avance de las tropas turcas y sus aliados hacia esas zonas es una violación a la soberanía nacional de Siria.

Turquía lanzó el pasado 24 de agosto la operación militar “Escudo del Éufrates” para expulsar a los yihadistas del EI de las localidades fronterizas del norte de Siria y combatir a los combatientes kurdos, a los que considera también terroristas.

El gobierno sirio califica la operación turca de flagrante violación de su soberanía nacional, sin embargo Erdogan dice que el objetivo es liberar de terroristas un territorio de cinco mil kilómetros cuadrados y crear una zona de seguridad para acoger refugiados.

A finales de agosto, el Ejército turco envió tropas y tanques al norte de Siria para ayudar a las fuerzas de oposición sirias a expulsar al EI de una zona en la frontera con Turquía y frenar la expansión territorial de las fuerzas kurdas.

La intervención de Ankara también pretende evitar que los milicianos kurdos ganen más terreno a lo largo de la frontera y conectar tres cantones kurdos autónomos de facto en el norte de Siria y cerca de la frontera con Turquía.

NTX