Terremoto en Chile deja 10 muertos

Un terremoto sacudió la tarde de ayer al centro de Chile, alcanzando una magnitud de 8,4 grados en la escala de Richter, según Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile. Hasta el momento se ha reportado la muerte de 10 personas y decenas de heridos producto del sismo.

El terremoto se registró a las 19:54 (22:54 GMT) en las costas de la localidad de Illapel (norte), de unos 31.000 habitantes, donde se registraron algunas daños en viviendas precarias, según informó el ministro del Interior Jorge Burgos.

En un primer momento, el alcalde de Illapel informó que una persona había muerto en el centro de la localidad alcanzada por la caída de un muro. Horas después el gobierno chileno actualizó la cifra a 5 muertos y durante la madrugada se informó de 3 fallecimientos más en el país. Y en la mañana se confirmó el deceso de otras dos personas.

La ciudad de Illapel fue declarada zona de catástrofe, los servicios de electricidad y agua potable colapsaron.

Durante la noche del miércoles las autoridades ordenaron evacuar a un millón de personas de poblaciones costeras, sin embargo, durante la mañana levantaron el alerta de tsunami para todo el país.

Al amanecer, las consecuencias del terremoto, el tsunami y las decenas de réplicas comenzaban a apreciarse.

El puerto de Coquimbo, vecino al balneario La Serena y a unos 460 kilómetros al norte de Santiago de Chile, sufrió daños que le impedían operar, de acuerdo con el ministro del Interior Jorge Burgos.

“Ahora, recién podemos visualizar el desastre que ha ocurrido aquí”, dijo el alcalde de Concón, Oscar Sumonte.

Muchas casas y restaurantes en la localidad costera de Concón, al norte de Viña del Mar, quedaron completamente destruidos y muchos techos asomaban entre el lodo.

“El agua llegó hasta casi el techo del living y se perdió todo, todo: no hay comedor, no hay refrigerador, no hay living, no hay nada”, dijo Roselindo Márquez después de volver a su casa ubicada a 250 metros de la playa de Coquimbo y que fue azotada por las olas.

“Uno de mis autos está al frente de la calle y el otro fue arrastrado hasta la próxima esquina”, agregó.

El último terremoto de gran magnitud en el país se registró en el centro-sur chileno en 2010 y dejó poco más de 500 muertos.