Suicidios más violentos son de varones y en época de calor

Las mujeres incurren en mayores intentos de suicidio, pero son los hombres quienes destacan por los métodos violentos que usan para quitarse la vida, además que en época de calor hay más incidencias, dijo el psicólogo Guillermo Rocha González.

El también supervisor del Programa de Atención a Urgencias en la Unidad de Servicios Psicológicos de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), señaló que del total de casos consumados, 80 por ciento corresponden a hombres y el 20 restante a mujeres.

Resaltó que este último grupo “aunque intenta más atentar contra sus vidas, la diferencia es que los hombres utilizan una forma más violenta, desde el ahorcamiento hasta darse un balazo”.

Indicó que las tendencias suicidas se presentan en época de calor y tan solo en la Unidad de Servicios Psicológicos de la Facultad de Psicología de la UANL atienden de 20 a 25 nuevos casos, pero en periodo de invierno, “hay más intentos, pero menos casos, un promedio de 10 a 15 por mes”.

El especialista de la UANL señaló que en el estado “no hay estadísticas significativas”, aunque sí estudios que señalan datos conservadores de al menos unos cinco suicidios por mes.

Respecto a la efectividad de un tratamiento a pacientes con tendencias suicidas, mencionó que este depende si es a partir del momento, si hay reconocimiento y deseo para salir de su problemática.

“Sí hay la posibilidad de lograr una estabilización y una recuperación de las capacidades mentales y emocionales y hay mucha posibilidad de recuperarse una persona”, aseguró.

La condición socioeconómica es indistinta y la afrontan lo mismo personas de nivel bajo, medio bajo o alto, con los mismos riesgos de suicidio, apuntó.

“El creer que solamente se suicida la gente con depresión, tampoco es cierto, alguien que pueda tener un estilo de vida que los demás vemos normal o que está bien, por así decirlo, generalmente pueden terminar en suicidio y no había indicadores antes de un cuadro depresivo”, acotó.

Ante esto, el especialista se manifestó por “generar una mayor conciencia de las situaciones de enfermedades mentales, -porque- lo que hacemos muchas veces es estigmatizar, si vas con un psicólogo o con un psiquiatra, ‘estás loco’, y es un motivo para que la gente no vaya a pedir ayuda”.

Manifestó que la idea de que “los hombres no lloran o que los hombres no pueden expresar emociones, alguien que no tiene la capacidad o que no se le brinda la posibilidad emociones, va a detonar de alguna manera”, ante el cúmulo de situaciones adversas.

El suicidio es un acto de autoagresión y el riesgo suicida se incrementa mucho cuando hay alcohol o algunas sustancias de por medio, por lo que si hacemos entender a las personas esto, podemos buscar una forma de ayudarle, para mí es raro alguien que se intente suicidar y matar toda su vida”, sostuvo.

Generalmente se quiere terminar con una parte dolorosa, pero “si le llevamos a entender a la persona que es una parte de su vida y que podemos ampliar esta visión, podemos lograr mucho para buscar otras formas de solucionar esto que le duele”, puntualizó.

NTX