murillo

PGR confirma muerte de un gran número de personas en Pueblo Viejo

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, recordó que hoy se cumple 33 días desde que la fiscalía de Guerrero turnó a la PGR la investigación sobre los hechos ocurridos el pasado 26 y 27 de septiembre el Iguala, Guerrero.

“Han sido días dolorosos, pero sobre todo para los familiares, han sido 33 días en que los mexicanos hemos vivido la angustia de la desaparición de los jóvenes pero también han sido las investigaciones más complejas donde las autoridades involucradas buscamos las pistas”, informó.

Murillo Karam recodó que se lograron dos detenciones que derivaron en una tercera, quienes refirieron ser integrantes del grupo delictivo “Guerreros Unidos” y confesaron haber ejecutado a un grupo de más de 40 jóvenes recibidos por policías municipales”.

“Algunas de las personas que llegaron al basurero de Cocula en camionetas llegaron muertos o inconscientes, los sobrevivientes fueron asesinados en ese lugar para posteriormente arrojarlos a las fosas, algunos permanecieron vigilando el fuego desde la noche hasta las 15:00 horas del día 27 de septiembre”, preció el procurador.

Posteriormente, los detenidos informaron haber recogido los restos y echarlos a bolsas negras, de las cuales, algunas fueron vaciadas en el río San Juan.

“Los policías municipales privan de la vida a tres normalistas, después del primer incidente y al continuar el avance de los estudiantes, los policías los detienen con violencia (…) Las investigaciones apuntan a un gran número de homicidios los detenidos aseguraron que los jóvenes fueron llevados a las fosas de Pueblo Viejo, hasta el momento los peritajes no han permitido corroborar que los restos sean de los normalistas, ya que hallamos cuerpos asesinados desde agosto”, detalló.

En conferencia de prensa dijo que entre Iguala y Cocula, los policías entregaron a los estudiantes a miembros de Guerreros Unidos, “podemos determinar que policías municipales se encuentran relacionados en los hechos delictivos”.

“Consideramos de importancia hacer del conocimiento público los hallazgos de la investigación, se trata de un caso que no se debe permitir ni repetir”, aseveró el funcionario.

Hasta el momento suman 74 personas detenidas, detalló PGR mientras aseguró “Detendremos a todos los involucrados en estos hechos, las investigaciones quedan abiertas y se seguirán considerando como desaparecidos para efectos de la investigación”.

El funcionario aseguró que no hay evidencia alguna de que los normalistas auxiliaran al grupo criminal Guerreros Unidos.

Se reúnen PRG y padres de normalistas

Esta tarde el titular de la PGR y los padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala Guerrero desde el pasado 26 de septiembre, se reunieron esta tarde a puerta cerrada en el hangar de la aeropista de Chilpancingo, el cual duró aproximadamente 40 minutos.

Vidulfo Rosales, el abogado del Centro de Defensa de los Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan y de los familiares, ya había adelantado al salir de la reunión que la información que PGR les proporcionó era “delicada” y que primero la darían a conocer a los padres y después realizarían un pronunciamiento público.

Los familiares ya habían adelantado que las autoridades mexicanas les informaron este viernes de la aparición de seis bolsas con restos humanos y cenizas cerca del lugar de donde fueron vistos por última vez el 26 de septiembre pasado en Guerrero.

“Nos dijeron que encontraron seis bolsas con cenizas y que se trata de una nueva línea de investigación”, reveló Manuel Martinez, tutor de dos de los desaparecidos. También detalló que el hallazgo se produjo gracias a la confesión de dos delincuentes que condujeron a policía así como a peritos forenses hasta la ribera del río Cocula.

Las autoridades han dicho que los estudiantes fueron retenidos por la policía municipal, que fue enviada por el alcalde para interceptarlos, luego de que arribaran a Iguala a recaudar dinero en buses que se tomaron. Posteriormente,los estudiantes fueron entregados a un grupo de narcotraficantes, según informó anteriormente el procurador Murillo Karam.

 

El Economista

Dejar un comentario