Padece algún grado de insomnio 30% de población en México

Al menos 30 por ciento de la población mexicana padece insomnio en algún grado, lo que impacta de manera negativa en su salud y economía, aseguró el vicepresidente de la Academia de Medicina del Dormir, José Luis Carrillo.

Al ofrecer una conferencia, en el marco del Día Mundial del Sueño, el jefe de la Clínica del Sueño del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) detalló que del total de las personas que padecen insomnio, sólo el cinco por ciento acude a solicitar tratamiento.

Este cuadro se traduce en problemas para las personas que no acuden a buscar una solución, en perjuicio de su salud, que deriva en padecimientos cardiacos, accidentes, dificultad para asociarse o trabajar y mala calidad de vida.

Refirió que cifras en Estados Unidos revelan que las pérdidas económicas generadas por el insomnio llegan a 100 mil millones de dólares al año.

Detalló que las enfermedades cardiacas se incrementan de 9.5 a 21.9 por ciento cuando se padece insomnio crónico, lo mismo que la hipertensión que pasa de 18.7 por ciento a 43.1 por ciento.

Lo mismo ocurre con los problemas respiratorios que pasan de 5.7 por ciento sin insomnio a 24.8 por ciento cuando se tiene este problema y los dolores crónicos que llegan a incrementarse hasta 50.4 por ciento contra 18.2 por ciento cuando no se sufre este padecimiento.

Además, el insomnio incrementa el riesgo para padecer trastornos del estado de ánimo y ansiedad, disminuye la atención, aumenta la irritabilidad y es factor para generar riesgo de caídas que pueden causar fracturas y accidentes vehiculares y laborales.

Explicó que de acuerdo con una encuesta realizada en la ciudad de México, el 41.8 por ciento de las mujeres han padecido insomnio contra 25.7 por ciento de los hombres con este trastorno, debido a diversos factores como presión laboral, situación económica y problemas emocionales, entre otros.

Recordó que el insomnio se manifiesta de diversas formas, ya sea por la incapacidad para conciliar el sueño como la dificultad para dormir de forma continua, con despertares intermitentes y la incapacidad de volver a dormir una vez despierto.

Al respecto, la especialista en Medicina del Dormir, Margarita Reyes, explicó que gran parte del los problemas de insomnio se deben a factores externos que afectan lo que se denomina como “higiene del sueño”.

Expuso que ver televisión antes de dormir, mensajear por celular o escribir en computadora antes de ir a la cama ocasionan que el cerebro interprete esta acciones como “todavía es de día y tengo que estar despierto”.

Como consecuencia el cerebro tarda en asimilar el estado previo que debe tener para antes de dormir, debido a que los neurotrasmisores que deben disminuir, como lo son las hipocretinas, se mantienen activos y abundantes.

Explicó que para antes de dormir existe una serie de neurotrasmisores denominados Gaba, que son los encargados de apagar las hipocretinas, lo que es interpretado por el cerebro como “la hora de dormir”.

De ahí que los nuevos medicamentos para tratar el insomnio busquen activar los Gaba o reducir las hipocretinas para ayudar al cerebro a conciliar el sueño.

Aclaró que lo ideal es establecer una rutina saludable antes de la hora de dormir, como evitar ver televisión, computadoras o celulares, disminuir la luz de la casa, bañarse y cenar algo ligero.

Esto se debe llevar a cabo en un horario regular, para ayudar al cerebro a interpretar esta rutina como la hora de generar Gaba y disminuir la emisión de hipocretinas, lo que finalmente se traduce en un sueño saludable.

Asimismo se debe procurar que la recámara sea un lugar fresco y silencioso, por lo que se debe evitar tener un televisor en ella o trabajar sobre la cama en una laptop o tableta, ya que el cerebro podría interpretar a la recámara como un lugar de trabajo y no de descanso.

Desde luego están los consejos de alimentación sana, como evitar consumir sustancias estimulantes como el café, chocolate o refrescos, así como el alcohol, ya que esto ocasiona alteraciones en el sueño regular.

La especialista recomendó acudir a un especialista cuando el problema es crónico, es decir que se manifiesta durante más de 30 días, a fin de evitar automedicarse y recibir el tratamiento adecuado para no tener un trastorno severo.

NTX

Dejar un comentario