OMS informa sobre riesgo del uso de cigarro electrónico

El uso de cigarrillos electrónicos ha crecido notablemente en los últimos años, pero por tratarse de un dispositivo nuevo, aun hay pocas evidencias científicas de sus beneficios y/o peligros. Por eso, la OMS ha presentado un nuevo informe que examina pruebas respecto a los riesgos del cigarro electrónico.

Dado que hay opiniones controvertidas respecto al uso de sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN), dentro de los cuales el formato de cigarrillo es el más popular, la OMS presenta en su informe las conclusiones sobre los riesgos sanitarios de estos dispositivos y su eficacia como recurso para dejar de fumar.

Riesgos sanitarios de los cigarrillos electrónicos

Aunque hay muy pocas evaluaciones científicas realizadas por entidades independientes, se sabe que hay grandes variaciones en los niveles de emisiones y toxicidad de los dispositivos.

Los cigarrillos electrónicos pueden administrar variables proporciones de nicotina y esta sustancia si bien no es cancerígena directamente, es la responsable de la adicción al tabaco y puede funcionar como un promotor de tumores.

Sí hay pruebas de que en niños y adolescentes así como en mujeres embarazadas, el uso de cigarrillos electrónicos podría ser perjudicial al interferir en el desarrollo cerebral y generar consecuencias a largo plazo.

A corto plazo, el uso de cigarrillos electrónicos puede causar irritación de ojos y vías respiratorias provocadas por la exposición al propilenglicol, y respecto a otras enfermedades como el cáncer, dada la reciente entrada de estos dispositivos en el mercado, y el largo tiempo que tardan en desarrollarse este tipo de patologías, se desconoce el riesgo por falta de pruebas.

La OMS también indica que la exposición al aerosol exhalado o lo que sería el fumador pasivo de cigarrillo electrólico, también podría sufrir riesgos al exponerse a diferentes sustancias que hasta al momento, no se han demostrado inocuas.

Como conclusión, la OMS señala que los cigarrillos electrónicos no son sólo vapor de agua, sino que incluso pueden conllevar diferentes riesgos para la salud, sobre todo, en fetos y adolescentes.

Asi-funciona-un-cigarrillo-ele

¿Efectivos para dejar de fumar?

La OMS indica en su informe que hay muy pocas pruebas que evalúan la eficacia de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, y las mismas no son suficientes para extraer conclusiones.

Así, si bien el uso de estos puede ayudar a algunos fumadores a abandonar el cigarrillo tradicional, en otros casos el cigarrillo electrónico se combina con cigarrillos convencionales, reduciendo el uso de éstos últimos, sin llegar al abandono.

 

Agencias

Dejar un comentario