No pedí dinero; padres son cómplices y pretenden satanizar a mi hija: Fernández Gómez

290

¿Cómo se les ocurre decir que les pedí dinero?, es una infamia: responde Javier Fernández Gómez, padre de Daphne, menor violada por cuatro jóvenes en Veracruz, a familiares de los acusados Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta.

“No encuentro adjetivos descalificativos para describirlos; su comportamiento manifiesta lo más vil de la raza humana […] Tal vez para ustedes el dinero es más importante que la dignidad y la integridad de una persona, de una familia; para mí no lo es […] Es cuestión de asumir las consecuencias de sus actos, de educar con valores, de responsabilidad. Lo único que están haciendo con cada comentario en contra nuestra es dejar en evidencia su vileza, crueldad y nula calidad moral.”

Para Fernández Gómez, los padres son cómplices y pretenden convertir a la víctima –su hija Daphne- en culpable. La ley es quien los juzgará, a ustedes y a sus hijos que pretenden “satanizarla ” y manchar su reputación, inquirió.

“Fue muy vergonzoso cuando mi hija mayor, por azares del destino, te escuchó hablar del “asunto” [señala Javier Fernández a Héctor Cruz, uno de los padres], en un lugar público, cuando le explicabas a otra persona cómo iba la situación de tu hijo Diego. Le decías que yo te había pedido dinero, mi hija te encaró y te dijo que lo que decías era una vil mentira, tú, cobardemente, te retiraste”.

A través de una carta que fue difundida en medios, el padre contó los acuerdos a los que habían llegado: pedirle perdón a la joven; si la encontraban, ellos estarían obligados a alejarse del lugar; e ir a terapia psiquiátrica familiar.

Noticias MVS

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.