Hallan fosas clandestinas en Iguala

0 54

Las autoridades mexicanas hallaron cuatro fosas clandestinas localizadas desde el sábado cerca de Iguala, Guerrero, con al menos 20 cadáveres, pero aún no detallan una cifra real.

En Iguala, hace ocho días se registraron actos de violencia que cobraron la vida de seis personas y la desaparición de 43 estudiantes.

Iñaky Blanco, Procurador del Estado de Guerrero, confirmó el hallazgo en las afueras de la localidad, pero no concretó la cantidad de cuerpos ni si podría tratarse de los estudiantes desaparecidos.

Los restos óseos se localizaron en las faldas de un cerro en una colonia marginal de Iguala, un territorio muy abrupto, de difícil acceso y que a primera hora de la tarde de ayer estaba fuertemente custodiado por policías federales, estatales y miembros de Ejército.

El Procurador estatal confirmó la localización de las fosas mientras buscaban a los estudiantes que, oficialmente, siguen desaparecidos.

En el lugar de los hechos, en las colonias La Parota, Pueblo Viejo y Jardines del Sol, encuentran trabajando elementos de Protección Civil, Policía Federal y Policía del Estado.

Informó que no ha sido posible establecer en realidad cuántos son los cuerpos, pero dijo que las fosas fueron halladas gracias a la información proporcionada por los detenidos en relación a la desaparición de los jóvenes.

La represión

El 26 de septiembre, un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, una escuela de formación de docentes, trató de apoderarse de autobuses en Iguala para utilizarlos en sus protestas, pero fueron atacados en varias ocasiones por policías locales y desconocidos armados.

La fiscalía del estado confirmó entonces que en los incidentes seis personas murieron, entre ellos tres estudiantes y un futbolista de 15 años del equipo Avispones de Chilpancingo, y 57 alumnos resultaron desaparecidos. Se indicó además que 17 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad.

Días después, las autoridades redujeron el número de desaparecidos a 43 e indicaron que los 14 restantes habían sido localizados, aunque la organización Tlachinollan, encargada del apoyo legal a las familias de los estudiantes, señaló que el ajuste de debió a la corrección de errores en la lista inicial.

El fiscal estatal dijo que había videos que demostraban que tras el primer ataque de la policía local contra los estudiantes, varios agentes habían detenido a un número indeterminado de alumnos, por lo que existían elementos para acusar a los policías de desaparición forzada.

La noche siguiente a los sucesos, las autoridades de Guerrero detuvieron a 22 policías presuntamente involucrados en los homicidios y las desapariciones e investigaban sus vínculos con grupos del crimen organizado que, según el Gobernador Ángel Aguirre, se habían infiltrado en esa corporación municipal.

Estiman que pueden ser los alumnos

Los cadáveres encontrados en cuatro fosas clandestinas localizadas desde ayer cerca de Iguala, Guerrero, corresponden a los normalistas desaparecidos el pasado viernes 26 de septiembre.

Fuentes cercanas a la investigación confirmaron que existen suficientes evidencias para considerar que son ellos, pero las autoridades prefieren esperar a que las pruebas de ADN lo confirmen plenamente.

Las fuentes prefirieron esperar a que autoridades estatales y federales lo anuncien en estos mismos términos. Hay movilización

Durante la última semana, tanto familiares, como elementos de seguridad de Guerrero, y hasta trabajadores del Gobierno del estado, han realizado una intensa búsqueda para localizar a los estudiantes desaparecidos.

El viernes, los padres y compañeros de los normalistas fueron escuchados por el Subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Miranda Nava, en el Distrito Federal, quien les aseguró que la Secretaría de Gobernación convocaría áreas especializadas para la búsqueda de los 43 normalistas no localizados y que continuaría con la investigación.

Esta respuesta se dio ante el reclamo de los familiares de las víctimas por la orden del Gobernador Ángel Aguirre Rivero de poner a alrededor de mil 640 trabajadores del sector central del Gobierno a buscar a los desaparecidos casa por casa.

Pedro David García López, estudiante de la Normal, aseguró que las autoridades estatales sí “están comprometidas con el caso, pero el problema es que ya va exactamente el día de hoy, una semana y no hay resultados”.

EL CASO

*La noche del viernes 26 de septiembre, tres estudiantes de la Normal de Ayotzinapa perdieron la vida y al menos 43 desaparecieron tras ser detenidos y trasladados en automóviles de la Policía de Iguala.

En un principio se hablaba de 57 estudiantes desaparecidos. Sin embargo, en días pasado se confirmó que fueron localizados 14 de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

AP

Deja una respuesta