¿Cómo evitar la comezón de un piquete de mosquito?

Para muchos de nosotros las picaduras de mosquitos son una parte inevitable de la vida si nos queremos dar el lujo de abrir las ventanas por la noche o salir a dar una caminata una vez que se puso el sol. Pero, aparte de nos rascarlos – como si esto fuera posible – ¿cuál es la manera más efectiva de minimizar la comezón?

La clave está en saber como responde nuestro sistema inmunitario a una mordida de mosquito en primer lugar. Cuando te pica, un mosquito usará su filosa probóscide para inyectar su saliva, que ésta llena de anticoagulantes, lo que aligera la sangre para que sea más fácil de absorber.

La primera vez que te pique un mosquito en la vida, no sentirás nada, debido a que tu sistema inmunitario aún no ha desarrollado una respuesta coordinada. Pero una vez que lo haga, sabrá como entregar una implacable explosión de histaminas a las células sanguíneas afectadas, y esto es lo que convierte al área del piquete en un área roja, hinchada que te da comezón. Siendo uno de los casos en los que tus propias defensas causan más daño que beneficio, pero aquí te decimos como reducir la comezón.

Si la comezón es demasiado fuerte, aplica una crema o gel antihistamínico en el área o toma una pastilla antihistamínica. Busca que la lista de ingredientes contenga difenhidramina.

Un estudio, publicado en el diario Drug and Therapeutics Bulletin, analizó la evidencia respecto a si estos tratamientos funcionaban y descubrieron poca evidencia directa de su funcionamiento. En los resultados, los investigadores explican que estos tratamientos sólo funcionan en ocasiones, pero concluyen que ‘algunas veces’ es mejor que nunca. Habiendo analizado todas las opciones disponibles ésta fue la recomendación final:

“Para reacciones leves, el área debe ser limpiada y se le debe colocar una compresa fría. Los analgésicos orales pueden ser administrados para el dolor y se recomienda la aplicación de una crema con corticosteroides para reducir la inflamación. Reacciones locales grandes pueden ser tratadas con un antihistamínico oral.

Los antihistamínicos no sedativos son recomendados para el día, pero los que tienen sedativos son recomendados para utilizarlos en la noche en caso de que molesten el sueño.”

Muy Interesante