Hospital_General_Zona1_Gabriel-Mancera

COFEPRIS suspende el Hospital General Gabriel Mancera del IMSS

El Hospital General de Zona Número 1 “Gabriel Mancera” del IMSS, ubicado en la Delegación Benito Juárez, es un peligro para la salud.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) colocó sellos de “suspensión de trabajos y servicios” en su área administrativa.

Ayer se observó que el apercibimiento fue ocultado con un anuncio del IMSS.

A partir de una denuncia presentada en septiembre, el organismo de la Secretaría de Salud realizó el viernes pasado una visita de inspección -la primera en esta administración- al hospital.

La Cofepris encontró diversas anomalías, entre ellas ausencia de bitácoras de limpieza y manejo inadecuado de basura.

Alvaro Pérez Vega, comisionado de Operación Sanitaria, informó que la dependencia realizará esta semana una nueva inspección y elaborará un dictamen sanitario que, eventualmente, podría derivar en una sanción.

En diversas áreas se pueden observar basura acumulada, fugas de agua, elevadores descompuestos, cuarteaduras en paredes, entre otros desperfectos.

Trabajadores de la clínica realizaron el pasado lunes una protesta por las que consideran condiciones inadecuadas para realizar su labor.

El descuido y las carencias, aseguran, se pueden constatar desde las bodegas hasta los quirófanos.

“En el servicio de endoscopía se cayó el plafón sobre los pacientes. Se contaminó la sala y nada más lo parcharon; no lo arreglaron bien. Para pasar al baño se tiene que brincar los charcos por las fugas de agua”, detalló una enfermera.

El hospital, denunciaron los inconformes, cuenta con material y equipo insuficiente, y no respeta normas mínimas de higiene y seguridad en el trabajo.

“Para mover la basura no manejamos ni guantes”, señaló un empleado.

Los hornos para esterilización, advirtió un camillero, no reciben el mantenimiento adecuado, y hay fugas de gas de las que las autoridades hacen caso omiso.

“Es una bomba de tiempo, que no sólo pone en riesgo a las compañeras, pues a veces se les bota la puerta y las puede quemar, sino para todo el hospital, porque puede llegar a explotar”, apuntó.

Las malas condiciones, en tanto, elevan el riesgo de infecciones intrahospitalarias.

Blanca Castro Mendieta fue operada por una apendicitis mal diagnosticada y permanece hospitalizada por una infección en el propio nosocomio.

“Blanca vino a tiempo, pero la retrasaron en la operación y venimos ya cuando estaba muy enferma. A los pocos días de la operación nos dijeron que tiene una infección y no la han podido dar de alta”, explicó su hermano Roberto Castro.

Por separado, Brenda Castro contó que su madre acudió a este hospital por un problema de insuficiencia renal y la mantuvieron cuatro días en urgencias.

“Un doctor nos dijo que las condiciones de los quirófanos no eran las mejores. Y como ya habían retrasado la cirugía varias veces, tuve que sacar a mi mamá para internarla en un hospital privado”, explicó.

Una enfermera con 12 años en la institución que pidió reservar su nombre también advirtió un aumento en las infecciones.

“El problema es que está muriendo mucho paciente que entra bien y no sale. Lo vivimos de cerca.

“De lo que tenemos más casos es de neumonías mal tratadas; también hay unas bacterias llamadas pseudomona, que las adquieren los pacientes que se hacen resistentes a los antibióticos y produce infecciones letales”, contó.

Ejemplificó que los autoclaves, máquinas necesarias para esterilizar el instrumental, llevan un año sin servir.

“Nuestro instrumental no está totalmente estéril. Hay muchas infecciones en el hospital, porque hay un mal manejo de recursos humanos y de los propios procedimientos”, indicó.

El descontento de los trabajadores se suma a la gestión de la administradora Karla Elvia Ruiz Rivera, a quien tachan de prepotente, grosera y quien ha respondido con sarcasmo a las tres manifestaciones que los trabajadores han realizado en el Eje de Av. Xola.

“Lo único que queremos es que no continúe en su cargo, sabemos que mucho de las deficiencias y de las necesidades que no son cubiertas son responsabilidad de ella”, comentó Jorge Montes de Oca, delegado sindical.

Prepara Cofepris dictamen sanitario

La Secretaría de Salud elabora un dictamen sanitario para el Hospital General de Zona No. 1 del IMSS, luego de la suspensión impuesta el pasado viernes por malas prácticas sanitarias.

Alvaro Pérez Vega, Comisionado de Operación Sanitaria de la Cofepris, indicó que en una inspección al nosocomio, tras una denuncia ciudadana, se detectó una deficiencia en procedimientos administrativos.

Así también, señaló, un manejo inadecuado de residuos así como la falta de bitácoras de la limpieza y mantenimiento de aires acondicionados.

“Si bien las instalaciones no estaban sucias en las visitas que realizamos, lo que advertimos es que había ciertas partes donde sí había acumulación de basura, que no era en general de todos los pasillos”, expuso en entrevista.

Una “suspensión” a una hospital público o privado, detalló, es una medida preventiva que indica la necesidad inmediata de imponer la medida de corrección inmediata.

Explicó que por ser establecimientos de servicios médicos que tienen alta demanda, no se frenan las labores.

Pérez Vega manifestó que la evaluación de la dependencia sobre la inspección será notificada al hospital y se realizará una nueva visita.

“De no acreditar (el hospital) las correcciones derivaría en una sanción administrativa”, sostuvo.

 

Fuente: ciudadanosenred.com.mx

Dejar un comentario