Ángel Aguirre Rivero

Capo detenido dice que había “infiltrados” entre los 43; liga al narco con Aguirre

Sidronio Casarrubias Salgado, líder de los Guerreros Unidos, declaró ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) que su organización secuestró a los 43 normalistas de Ayotzinapa porque, dijo, supuestamente estaban infiltrados 17 miembros de la banda rival de Los Rojos, publica este día el diario Reforma.

El líder criminal también declaró que la familia Pineda Villa financió la campaña electoral de Ángel Aguirre Rivero a la Gubernatura de Guerrero. Dijo que María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del Alcalde prófugo de Iguala, José Luis Abarca, era la responsable de los dineros de los Guerreros Unidos.

“María de los Ángeles Pineda Villa es la actual amante del Gobernador del Estado de Guerrero Ángel Aguirre Rivero, y quien también fue financiado para su campaña por estas personas”, declaró el criminal ante las autoridades.

Reforma cita las confesiones del capo a las cuales tuvo acceso y que están contenidas en la causa 100/2014 del Juzgado Primero de Distrito de Matamoros. En éstas, Casarrubias Salgado dijo que los supuestos infiltrados estaban armados y su propósito era asesinar a Víctor Hugo Benítez “El Tilo”, jefe de plaza de Guerreros Unidos en Iguala, así como a cinco de sus hermanos.

Según su declaración, 17 jóvenes fueron asesinados y calcinados y sus cenizas tiradas en un río, aparentemente en Cocula, por supuestamente tratarse de miembros de Los Rojos.

Dijo que este grupo criminal aparentemente pagó 300 mil dólares al Procurador de Guerrero, Iñaky Blanco; al Secretario de Seguridad Pública del Estado, Leonardo Octavio Vázquez Pérez, y al director de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa para que permitieran que criminales se infiltraran en los autobuses con los estudiantes y con ello evitaran que la Fiscalía de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública estatales intervinieran en el “asalto” de la plaza de Iguala.

Según el testimonio de Casarrubias, en Ayotzinapa su organización presuntamente ya había detenido a los primeros “infiltrados” de Los Rojos, aunque no menciona cuántos, y habían “levantado” y matado a otros tres en Chilpancingo.

“Para esto, cuando estas personas llegan, ya traían tres cuerpos de personas que habían levantado en Chilpancingo, cuerpos que tiran en la terminal, ésto con la intención de calentar la plaza; en esa misma conversación, ‘El Gil’ me dice que de los 17 Rojos ya se habían ido al agua, o sea, que ya los quemaron y que las cenizas las tiraron al agua, yo me imagino que es el Río Cocula”, dijo el capo.

También aseguró que el ex Alcalde José Luis Abarca Velázquez era uno de los mandos de los Guerreros Unidos y una de las principales fuentes de ingresos para la organización, pues les aportaba hasta 4 millones de pesos bimestrales.

“Uno de los líderes que más le inyectaba dinero a la organización, siendo alrededor de 3 a 4 millones de pesos -lo que no sé (es) si la aportación era bimestral o mensual-, siendo el líder que menciono José Luis Abarca Velázquez, quien es Presidente Municipal de Iguala”, dijo.

Sin Embargo

Dejar un comentario