Ataque contra procesión chiita en Nigeria deja 21 muertos

Un ataque suicida con explosivos sacudió hoy al poblado de Dakasoye, en el norte de Nigeria, durante una procesión musulmana chiita, causando la muerte de por lo menos 21 personas y heridas a decenas más.

Autoridades del estado de Kano, a unos 20 kilómetros al norte de Dakasoye, informaron que el ataque ocurrió este viernes alrededor de las 14:00 horas locales (13:00 GMT), cuando un suicida corrió hacia la procesión y detonó los explosivos que portaba.

El comisionado de la Policía estatal, Muhammad Katsina, confirmó la agresión e indicó que oficiales de la corporación intentaban desactivar una bomba plantada en la carretera por donde pasaría la procesión, de acuerdo con reportes del periódico nigeriano The Punch.

Aunque por el momento nadie ha reivindicado la responsabilidad del hecho, las autoridades nigerianas sospechan del grupo radical Boko Haram, creado en 2002 en el norte del país donde desde 2009 pretende el establecimiento de un estado islámico.

Hasta 40 personas habrían resultado heridas a causa de la explosión contra la procesión chiita Arbaeen, que tiene lugar cada año entre la ciudad de Kano, la segunda del país, hacia la antigua localidad islámica de Zaria, señalaron los organizadores.

La procesión, encabezada por el Movimiento Islámico de Nigeria (IMN), continuó después del ataque ya que los participantes explicaron que “esta es la situación en todo el país. Pero no nos disuadirá de nuestra práctica religiosa”.

Según cifras de la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI), el levantamiento islamista ha causado la muerte de unas 20 mil personas en seis años.

NTX