Aprueban marca “El Chapo” a hija de Guzmán Loera

370

Las esposas de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Alejandrina Salazar Hernández y Emma Coronel Aispuro, incluyendo Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar hija de Joaquín Guzmán, presentaron ante le Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) 24 solicitudes diferentes de registro de marca.

El líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, no sólo deseaba ver su vida plasmada en la pantalla. Pensó en ser una marca y hasta una inspiración: quiso CD’s y DVD’s con su nombre.

Expedientes del IMPI permiten reconstruir cómo, mientras planificaba su fuga del penal del Altiplano, el líder del Cártel de Sinaloa entregó un poder notarial a su esposa, Emma Coronel, a quien dio el derecho de explotar su nombre mediante acta registrada ante el notario público 82 del Estado de México, el 17 de octubre de 2014.

La primera solicitud de Coronel data del 30 de octubre de 2014, pero el de abril de 2015, la Dirección Divisional de Marcas del instituto respondió negándose: “el signo propuesto no es susceptible de obtener el registro como marca (…) dicha persona cuenta con reconocimiento a nivel internacional por la presunta comisión de diversos delitos”.

Las marcas que se presentaron al IMPI con: El Chapo, El Chapo Guzmán, Joaquín El Chapo Guzmán, El Chapito Guzmán, El Chapito, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera El Chapo Guzmán y Don Chapo Guzmán.

Siendo Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar quien planteó 12 expedientes con El Chapo Guzmán, El Chapo, Joaquín El Chapo Guzmán aprobándose cuatro “clases” con el nombre El Chapo , la cual podrá ser utilizada para comercializar cuatro ramos de productos, que incluyen artículos de joyería, relojería, cuero, metales preciosos, maletas, juguetes, paraguas, artículos de deportes y cueros de imitación.

En el Global Brand Database de la organización Mundila de la Propiedad Intelectual (OMPI) ya aparece el registro y autorización de las marcas para evitar que otros países utilice el nombre y en que se puede utilizar.

Las marcas que se rechazaron por el IMPI fueron por que los nombres atentan contra la moral y las buenas costumbres, las cuales se prohíben en el articulo cuarto de la Ley de Propiedad Industrial.

Cabe mencionar que la misma denominación de El Chapo fue autorizada para otras peticiones, dos para Raúl Espinoza Tristán y dos para Ernesto Pérez Zagaste para comercializar instrumentos y aparatos científicos, náuticos, topográficos, fotográficos, cinematográficos, ópticos, de conducir, transformar y regular electricidad, de educación, entre otros.

También se aprobó la marca El Chapo para María de los Ángeles Moreno Rodríguez y para ser utilizada en vestuario, calzado y sombrería.

En el caso de estas ultimas personas se desconoce si tiene relación con el capo.

Con información de Milenio y El Financiero

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.