Abraza a su víctima frente a polis y aún así lo agarran

Ya los habían detectado como sospechosos desde que recorrían las calles de Ejército de Aguaprieta, pero cuando los vieron robando ni el abrazo a su víctima le sirvió a uno de ellos para esquivar a la policía.

Todo pasó el pasado 12 de octubre, el mero Día de la Raza, en la delegación Iztapalapa. A su víctima lo agarraron en la calle Sebastián Barriguete para quitarle sus cosas.

Llegó la policía, uno de los rateros se da a la fuga metiendose en una de las casas, mientras que el que se queda con el asaltado, lo abraza para pasar desapercibido.

Aún así los agarraron y les aseguraron un celular. Acá el video que publicó Ciudad Segura: