Categorías
Empresa

La triste historia del Ford Focus y México

Este martes, Ford Motor anunció la cancelación de los planes para producir el Focus en México, y en su lugar lo hará principalmente en China.

Con esta decisión, la automotriz estadounidense abandona el proyecto de trasladar la producción de automóviles pequeños a México.

El fabricante comenzará a producir el Focus de próxima generación en China desde la segunda mitad de 2019, un año después de que la producción termine en una de sus plantas en Michigan.

Acompáñanos a ver esta triste historia con ilusiones, drama y un final inesperado:

LA ILUSIÓN

En julio de 2015, la compañía automotriz anunció al Sindicato de Trabajadores Automotrices de América (UAW) que trasladaría la nueva producción de Ford Focus y C-MAX a partir de 2018.

Con ello, estos vehículos dejarían de ensamblarse en la planta de montaje de Michigan.

En ese momento de intriga no se conocía a qué país o región se trasladarían los vehículos. Fue hasta agosto de 2016 que Ford anunció que era a México, como parte del plan de fabricar sus autos pequeños en el país. Un idilio entonces.

El sitio elegido para armar los coches era la nueva planta que planeaba construir en San Luis Potosí, que tendría una inversión de mil 600 millones de dólares y que funcionaría en 2018. ¡Ah, viejos buenos tiempos!

El anuncio de Ford se daba en momentos en que distintas compañías se dirigían a México para construir nuevas instalaciones, como KIA y Toyota.

EL DRAMA

En abril de 2016, cuando Ford presumía la inversión que hacía en San Luis Potosí, aparecía un ‘villano’, pues el entonces precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, criticaba a la firma y lamentó que la empresa invirtiera en México.

Trump calificó la millonaria inversión como “una desgracia absoluta”.

“Estas transacciones ridículas, que aniquilan empleos, no ocurrirán cuando sea presidente”, dijo Trump en un comunicado.

Las críticas de Trump a las automotrices como General Motors y Ford se mantuvieron luego de ganar la presidencia, y amenazó, en tuits y eventos con mucho histrionismo, con altos aranceles a las empresas que trasladaran producción de Estados Unidos a México y luego exportaran sus productos.

El suspenso que provocaban las amenazas, digno de final de viernes, comenzó a resolverse después.

Las amenazas tuvieron eco en Ford, que en enero de este año, días antes de que el republicano asumiera la presidencia, anunció la cancelación de la construcción de la nueva planta en San Luis Potosí, aunque la sonrisa no se borró del todo, pues afirmó que la próxima generación del Focus se construiría en la planta que tiene en Hermosillo.

El entonces CEO de la empresa, Mark Fields, dijo que las políticas que Trump y el nuevo Congreso indicaban que seguirían fueron de vital importancia para la decisión de la empresa.

EL DESENLACE

Apenas 5 meses después de cancelar la planta en San Luis Potosí y afirmar que el Focus se construiría en Hermosillo, la estadounidense dio un giro a la historia.

Ahora la fabricación del compacto será en China, esto con el fin de ahorrar millones de dólares. Comenzará su producción en el país asiático en 2019, cuando ponga fin a su fabricación en Michigan.

Con esto, Ford abandona completamente aquella ‘romántica’ idea de trasladar la producción de automóviles pequeños a México, misma que había sido anunciada el año pasado por el entonces máximo ejecutivo Mark Fields.

Fields fue reemplazado el mes pasado por Jim Hackett.

“Hemos realizado muchos estudios y los consumidores se preocupan mucho más por la calidad y el valor que por el lugar de abastecimiento”, dijo Joe Hinrichs, presidente de operaciones globales de Ford, en una conferencia telefónica con los periodistas este martes.

“Los iPhones se producen en China, por ejemplo, y la gente realmente no habla de ello”.

Si bien la decisión de fabricar en China puede ‘enfadar’ a Donald Trump, a la par de esto Ford anunció que invertirá 900 millones de dólares en su fábrica de camiones de Kentucky para construir los vehículos utilitarios deportivos Expedition y Lincoln Navigator, conservando mil puestos de trabajo.

Con información de Bloomberg, Reuters, y AP

Categorías
Economía

Calderón recuerda a Ford que México lo salvó de la crisis del 2009

Felipe Calderón, ex presidente de México, descargó contra la decisión de la armadora Ford Motor Company de cancelar la construcción de una nueva planta de ensamblado automotriz en San Luis Potosí y la consiguiente inversión de 1,600 millones de dólares y creación además de 2,800 empleos directos en ese estado.

“En la crisis de 2009, las automotrices americanas Ford, GM y Chrysler estaban prácticamente quebradas. Sus inversiones en México las salvaron”, recordó el político que ocupó la presidencia mexicana entre 2006 y 2012.

La armadora estadounidense canceló esta mañana una inversión anunciada en 2015 para construir una nueva planta en San Luis Potosí, estado en el que el gobierno local ya había considerado 1,027 millones de pesos que se destinarían al terreno donde se planeaba construir la nueva nave industrial de Ford.

Ford anunció, en cambio, que una parte de la inversión pensada para México se redirigiría a su planta de Michigan, a la que destinaría 700 millones de dólares para crear también 700 empleos.

El anuncio de la armadora provocó de inmediato el primer tropiezo de la moneda mexicana en 2017, luego que el peso cedió 1.5% en su categoría interbancaria ante el dólar al cerrar en 21.05 pesos, frente a los 20.73 pesos por dólar del lunes.

En un tuit posterior, el ex presidente cuestionó las estrategias de presión del presidente electo Donald Trump, que con supuestas presiones a las empresas de su país que operan o hacen negocios con México, frenarán realmente la inmigración ilegal.

“Si Donald Trump presiona a las empresas y no invierten en México, ¿qué pueden hacer nuestros trabajadores? ¿Cree que eso reduce la inmigración?”.

El Economista

Categorías
Economía

Ford cancela en México una millonaria planta tras amenazas de Donald Trump

La gigante automotriz Ford anunció este martes que decidió cancelar un plan por 1.600 millones de dólares para construir una nueva planta en México, y en cambio impulsar la producción de vehículos eléctricos en Estados Unidos. Si bien negó haber hecho un acuerdo con Donald Trump, la empresa admitió un clima más positivo para la producción en EE.UU. bajo una presidencia del magnate.

El anuncio también sucede en momentos en que el presidente electo viene exigiendo a las automotrices norteamericanas a crear puestos de trabajo en el país bajo amenaza de ser castigadas con aranceles a la importación.

“Ford anunció que canceló los planes para la nueva planta en San Luis Potosí, México”, informó la firma en un comunicado.

Por otra parte, la empresa se propone añadir 700 puestos de trabajo e invertir 700 millones de dólares en un plazo de cuatro años para ampliar su planta de Flat Rock, en Michigan (norte de EEUU), para la producción de automóviles eléctricos y sin conductor.

El director ejecutivo de Ford, Mark Fields, dijo a la cadena CNN que la empresa analizó todos los factores antes de adoptar una decisión, “incluyendo aquéllo que vemos como un ambiente más positivo a la manufactura bajo el presidente electo Donald Trump”.

Pero apuntó que la empresa “no hizo un trato con Trump”. “Lo hicimos por nuestro negocio”, añadió.

Fields dijo que el director de la firma, Bill Ford, habló con Trump en la mañana de este martes. El presidente electo había criticado a Ford anteriormente y en la misma jornada criticó violentamente a la competidora General Motors por importar vehículos desde México.

“@DanScavino: Ford to scrap Mexico plant, invest in Michigan due to Trump policies”https://t.co/137nUo03Gl

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 3, 2017

“Es literalmente un voto de confianza en algunas de las políticas que ha estado diseñando y es la razón por la que tomamos esta decisión de invertir aquí, en Estados Unidos, y en nuestra planta en Michigan”, dijo Fields.

El ejecutivo añadió que mantuvo una conversación con el vicepresidente electo, Mike Pence, quien “se mostró muy contento con la noticia y con la decisión de hacer inversiones en Estados Unidos”.

“Esto es bueno no solo para Ford, sino para Estados Unidos y para los trabajadores estadounidenses”, expresó.

Fields apuntó que la decisión de concentrarse en los automóviles eléctricos es parte del compromiso ya manifestado por la firma de invertir 4.500 millones de dólares en desarrollar ese tipo de vehículo.

“Nuestra visión es que la electrificación va a crecer. Queremos ser líderes en eso”, señaló.

Trump celebró la decisión de Ford tanto en Twitter como el Instagram, donde auguró que “EE.UU. se convertirá en el imán más grande del mundo en la creación de puestos de trabajo y en la innovación”

Aagencias

Categorías
Empresa

Ford llama a reparación de 61 mil vehículos en México

La automotriz estadunidense Ford emitió hoy un llamado para la reparación de 61 mil 371 vehículos en México por un defecto en los seguros de la puerta de algunos modelos de los años 2012 a 2015.

El llamado es parte de los pocos más de 828 mil vehículos que la automotriz llamó a reparar en América del Norte, por un defecto que afecta a modelos C-MAX, Escape, Focus, Mustang, Lincoln y Transit Connect.

El defecto consiste en que uno de los resortes de la puerta lateral de estos vehículos se puede romper, lo que podría impedir que cierre de manera adecuada. En algunos casos, la puerta podría abrirse mientras el vehículo se encuentra en movimiento, advirtió la automotriz.

La empresa señaló que el riesgo es mayor en zonas de altas temperaturas. Hasta el momento, Ford ha identificado un accidente y una persona herida que podrían estar relacionadas con la falla.

NTX