Cirugía para separar a gemelas hispanas da inicio en Texas

163

Un equipo de 45 médicos del Hospital Infantil Driscoll en Corpus Christi, Texas, inició hoy una laboriosa cirugía para separar a las gemelas hispanas Ximena y Scarlett Torres Hernández que nacieron hace 11 meses unidas por la cintura y compartiendo el colon, el útero y los ovarios.

La operación inició alrededor de las 09:00 horas (15:00 GMT) luego de que la familia y el equipo de médicos y técnicos del hospital se reunieran alrededor de las niñas para orar por un momento, antes de comenzar el procedimiento que se estima podría durar entre 12 y 18 horas.

“Estoy asustado, muy asustado”, dijo Raúl Torres, el padre de las niñas, al periódico Caller-Times de Corpus Christi.

Torres, de 26 años, y su esposa Silvia Hernández, de 23, son originarios de Brownsville, Texas, y vacacionaban en Corpus Christi, cuando los médicos les ordenaron no moverse más y permanecer en esa ciudad hasta que nacieran sus hijas.

Ximena y Scarlett nacieron el 16 de mayo de 2015 en un parto triple por cesárea. Su hermana Catalina se formó separada y nació sin ningún problema. Las niñas tienen un hermano mayor, Raúl, de tres años de edad.

Las niñas están conectadas por debajo de la cintura, sus caderas están pegadas pero sus piernas están separadas y comparten algunos órganos reproductivos, incluyendo el útero y los ovarios. Cada una tiene su propia vejiga, pero no funcionan correctamente.

Exploraciones tridimensionales computarizadas y de resonancia magnética ayudaron a los médicos a crear un modelo en tercera dimensión de la anatomía de las gemelas, para que los cirujanos simularan el procedimiento antes de realizarlo en la vida real.

El equipo médico hará uso también de una variedad de tecnologías innovadoras para ayudar en la cirugía que por primera vez se efectúa en Corpus Christi.

“La forma en que las bebés están conectadas es poco común”, dijo el cirujano pediátrico, Haroon Patel, que dirige el equipo que opera a las gemelas. “Así que no hay mucha literatura médica sobre el tipo de separación que se efectuara, sobre todo, ninguna referencia moderna utilizando las tecnologías disponibles en la actualidad”, explicó.

“Esta composición es bastante rara, en sólo el seis por ciento de gemelos unidos”, dijo Patel a la cadena de televisión CBS News. “La última vez que algo como esto se publicó en Estados Unidos fue en 1966”, dijo.

Patel explicó que los riñones de las bebés van a la vejiga de la bebe opuesta, por lo que se tendrá que “redirigir” a que vayan al órgano correcto. “Tenemos que desviar la tubería de manera que el riñón de cada bebé tenga que desembocar en su misma vejiga”, apuntó.

Ximena y Scarlett permanecerán en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Driscoll después de la operación para la atención especializada, y deberán poder regresar a casa dentro de los próximos tres meses. Las gemelas también requerirán operaciones adicionales a medida que crezcan.

NTX

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.