Nuevo Aeropuerto provocará estrés hídrico en Texcoco: UACh

Investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) advirtieron que por la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se provocará un estrés hídrico en la región de Texcoco, que es una de las cuencas del país más sobre explotadas, lo que ocasionará problemas para la dotación de agua potable a los habitantes de la zona.

Además, alertaron de que por la edificación de la terminal aérea, decenas de especies de animales se extinguirán y aumentará el crecimiento desordenado de la mancha urbana en esa parte del país.

En la institución agrícola más importante de América Latina se realizó el foro “Problemática y Efectos del Nuevo Aeropuerto”, en el que se expuso que la operación del aeródromo ocasionará inundaciones en las comunidades cercanas.

“Hay un severo déficit de agua en la región y construir un aeropuerto traería un estrés hídrico y social, porque la competencia por lo que queda sería feroz con todo el desarrollo urbano que se hará y las comunidades ya establecidas en la cuenca. De hecho, el manto freático, entre más agua saquen también las emanaciones que vienen de la Sierra van a bajar, porque si les sacan agua aquí, allá arriba, los niveles de humedad bajarán”, expresó José Espino, especialista en el manejo del agua de la institución de Chapingo.

El investigador sostuvo que con el funcionamiento de la terminal aérea se extraerá mayor cantidad de agua del subsuelo, lo que ocasionará una crisis severa por el recurso hídrico, además de que la colocación de una plancha de concreto de gran tamaño en esa zona disminuirá la captación de líquido en esa área de vocación lustre. Además. ésta se contaminará.

Desde el punto de vista hídrico, la construcción de un aeropuerto en esa zona es inviable porque se reducirá la disponibilidad de agua por persona, porque se le dará preferencia al desarrollo urbano e industrial.

En tanto, David Delgado, especialista en Biología y Suelos de la UACh, comentó que actualmente en la zona de Texcoco se tiene que perforar de 200 a 300 metros de profundidad para extraer agua, cuando hace algunos años era a 50 metros.

Hacer un proyecto de ese tipo en la zona más baja de la zona lacustre provocará que se hunda 20 centímetros al año y se perderán los sistemas productivos tradicionales de la zona, se contaminarán las aguas en la región, así como la atmósfera y habrá más ruido, sentenció.

El Universal

Comments

comments

1 Comment

  1. ING. GABRIEL SEGURA

    Oct 16, 2014 at 2:52 pm

    QUE COMENTARIOS TAN RETRÓGRADO

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *